Muere un trabajador de 21 años al ser aplastado por una losa de hormigón

El joven, que trabajaba desde los 16 años, falleció en una obra de Roda de Barà

El trabajador de la construcción Alfredo Cabezas, de 21 años, falleció ayer al ser aplastado por una losa de hormigón mientras trabajaba en un edificio en Roda de Barà (Tarragonès). Según los bomberos, el fallecido se encontraba en el tejado de la obra cuando una plancha de hormigón cedió y se le vino encima. El joven, que trabajaba desde los 16 años, falleció en el acto. Los muertos en accidente laboral ascendieron a 186 el año pasado, el 20% más que en 2001.

Más información

El accidente se produjo alrededor del mediodía en el número 9 de la calle de Vendrell de Roda de Barà. Según explicó una vecina, Carme Carceller, se oyeron dos grandes estruendos, "y la casa entera se puso a temblar". "Pensé que se nos había caído la grúa de la construcción encima", añadió. La vecina explicó que enseguida llegaron al lugar del accidente los efectivos de los bomberos, las ambulancias y dos médicos de la población, quienes certificaron que el joven había fallecido.

Los bomberos liberaron al joven de la losa de hormigón. Su cadáver fue trasladado al tanatorio de Tarragona y será el juzgado número 1 de El Vendrell el que se haga cargo de la investigación del suceso.

El joven, nacido en Sant Sadurní d'Anoia (Alt Penedès), trabajaba para la empresa Estructuras Vilafranca, situada en Vilafranca del Penedès. La sociedad constructora declinó ayer realizar cualquier declaración sobre el accidente.

El tío de Alfredo Cabezas, con igual nombre, informó ayer que el joven llevaba en el sector de la construcción desde los 16 años, cuando empezó a trabajar con albañiles y, posteriormente lo hizo de encofrador. El fallecido, que tiene una hermana menor, había trabajado en diferentes empresas hasta que fue contratado por Estructuras Vilafranca hace seis o siete meses, con la que había operado en diferentes obras en las comarcas del Alt y Baix Penedès y del Tarragonès. El tío de Alfredo fue el primero en recibir la noticia de la muerte de su sobrino, "porque yo también me dedico al ramo de la construcción" y quien tuvo que comunicar al resto de familia el suceso.

Éste es el segundo accidente mortal en el trabajo ocurrido en un mes en la provincia de Tarragona. El 12 de enero falleció Carlos Castillo Santiago, de 19 años, al precipitarse desde una torre eléctrica que estaba construyendo a cargo de la empresa Inabensa en Xerta (Baix Ebre).

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 28 de enero de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50