70 organizaciones de mujeres piden que no se regule la prostitución

Más de 70 ONG de mujeres pidieron ayer que no se se regule la prostitución en España, por considerar que cualquier reglamentación supondría "legitimar la violencia contra las mujeres". La Plataforma de Organizaciones de Mujeres por la Abolición de la Prostitución, con el apoyo de más 3.000 firmas a título individual, presentó simultáneamente una campaña contra esa regulación en Madrid, Bilbao, Barcelona, Alicante, Sevilla y Vigo. "Reglamentar la prostitución equivale a organizar un mercado de cuerpos femeninos para su explotación y para beneficio económico de los proxenetas", señaló Rosario Carracedo, portavoz de las organizaciones.

Esta plataforma denunció la iniciativas que están llevando a cabo algunos partidos políticos para reglamentar la prostitución, y afirmó que "la expansión del proxenetismo organizado y del mercado del sexo en España tiene su causa directa en las facilidades que otorgó el Código Penal de 1995, al limitar la sanción penal al proxenetismo coercitivo".

Las ONG reclaman que las leyes penales actúen y sancionen todas las modalidades de proxenetismo y solicitan inciativas públicas encaminadas a habilitar recursos sociales, laborales y económicos que permitan a las mujeres salir de la prostitución. También piden a los responsables políticos que arbitren y desarrollen medidas eficaces de protección y amparo para las mujeres víctimas de tráfico para su explotación sexual.

En Barcelona, la plataforma abogó por que en España se implante un modelo como el sueco, que persigue todas las formas de proxenetismo y que penaliza a los clientes incluso con cárcel, y que ha logrado desde su puesta en marcha en 2000 una reducción del 70% de esta actividad, según estas ONG.

Comisión en el Senado

En Bilbao desde 1998 existe una ordenanza que regula los locales de alterne de esa ciudad. Y en Cataluña, la Generalitat aprobó el pasado agosto un decreto que regula los locales donde se ejerce la prostitución. A escala nacional, en marzo se constituyó en el Senado una comisión para el análisis de la prostitución. Esta comisión elaborará estudios comparativos de las leyes holandesa (donde las prostitutas tienen derechos laborales) con la legislación alemana y sueca.

La opinión española sobre la prostitución se divide en dos posturas principales: abolicionista, que la considera indigna e impulsora de violencia; y reglamentarista, que aboga por un reconocimiento jurídico que la dé cobertura social, con sus derechos y deberes, y frene la masiva entrada ilegal de mujeres, víctimas de la violencia y los abusos de las redes del crimen organizado.

Estudios del Instituo de la Mujer cifran en alrededor de 300.000 las prostitutas en España, lo que genera un movimiento de más de 12.000 millones de euros al año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 24 de enero de 2003.

Lo más visto en...

Top 50