La posición europea | EL CONFLICTO DE IRAK

Schröder trata de calmar los ánimos con Washington

El canciller alemán, Gerhard Schröder, intentó calmar ayer los ánimos tras las declaraciones del secretario de Defensa norteamericano, Ronald Rumsfeld, achacando su aversión a la guerra de Irak a que tanto Francia como Alemania pertenecen a la "vieja Europa". Schröder manifestó que los dos continentes fueron construidos sobre los mismos principios.

El canciller alemán declinó responder directamente a Rumsfeld. "Quiero mantener el debate en un estado factual y no quiero tomar parte en disputas polémicas", aseguró Schröder en una entrevista con la cadena de televisión RTL. "Alemania y Francia persiguen valores comunes los cuales nos llevan a los tiempos de la Revolución Francesa y a los tiempos del Siglo de las Luces. Son valores que también definen la Constitución americana", dijo el canciller. "No creo que se nos pueda criticar por perseguir estos valores en la política internacional", aseguró. "Las diferencias de opinión que estamos teniendo en estos momentos no deberían destruir la relación Alemania-América".

Más información

Por su parte, el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Joschka Fischer, aconsejó al secretario de Defensa estadounidense que se calmase diciéndole en inglés: "Cool down (cálmese)". Hablando a su llegada a Estambul, anoche en el inicio de una gira de cuatro días por Oriente Próximo consagrada a la crisis iraquí, Joschka Fischer tomó a risa las declaraciones de Rumsfeld. "La única respuesta, es cool down. Somos buenos amigos. La única diferencia es en relación a Irak", afirmó. El ministro alemán permanecerá hasta el domingo en la región, trabajando en las posibilidades de la "aplicación pacífica de la resolución 1441 de Naciones Unidas". Después de Turquía, Fischer visitará Egipto y Jordania.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 24 de enero de 2003.

Lo más visto en...

Top 50