Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Leganés denuncia que la apertura de un centro médico se haya retrasado seis años

El alcalde de Leganés, el socialista José Luis Pérez Ráez, aseguró que el centro de especialidades médicas María Ángeles López Gómez, que hoy abrirá sus puertas en el barrio de Zarzaquemada, "ha tardado seis años en hacerse". El regidor recordó, además, que las primeras reivindicaciones vecinales de esta infraestructura datan de hace 10 años. No obstante, Pérez Ráez subrayó que "lo que interesa en el fondo es que los vecinos tengan un buen servicio", informa Europa Press.

El nuevo centro médico tendrá consultas de atención especializada y primaria (estas últimas, las que correspondían al antiguo centro de Pedroches), además de servicio de urgencias y de inspección médica.

Ubicado en el barrio de Zarzaquemada, su inversión en equipamiento está cifrada en más de 1,9 millones de euros. Así, dispondrá de novedades tecnológicas como radiodiagnóstico digitalizado para analizar detenidamente las radiografías por ordenador y tendrá todas las consultas informatizadas. El centro -que ha supuesto una inversión global de 7,5 millones de euros- atenderá las consultas de atención especializada que, hasta entonces, estaban ubicadas en el centro de Huerta de los Frailes, así como las de atención primaria del María Montessori.

El edificio médico lleva el nombre de María Ángeles López Gómez, una pediatra leganense que llegó a ser concejal del Ayuntamiento y que falleció hace unos años. Esta iniciativa obligó al Consistorio leganense a dar el nombre a una de las nuevas calles que han surgido tras la obra, ya que el Imsalud designa a los edificios sanitarios con el nombre de la vía en que están situados, según fuentes municipales.

Ya en abril de 1995, cinco asociaciones de vecinos (Zarzaquemada, San Nicasio, Centro, Fortuna y Quinto Centenario) se manifestaron por las calles del municipio para protestar por el traslado del ambulatorio al barrio de los Frailes. Los representantes vecinales se quejaron de que el cambio aumentaría la distancia de los vecinos para acudir al nuevo centro y no eliminaría los graves problemas de las listas de espera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de enero de 2003