Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

25 años de Enfermería en la Universidad

Este año se conmemora el 25 aniversario de la transformación de la profesión de Enfermería en disciplina universitaria. Muy larga y complicada ha sido la evolución de la Enfermería como profesión, siempre en los albores de la Universidad, pero sin llegar a traspasar ese importante umbral, hasta el verano de 1977.

Gracias a este gran paso, el personal enfermero se ha convertido en una pieza clave del Sistema Sanitario, más polivalente y con una formación más completa en multitud de campos, debido a la inclusión de nuevas asignaturas que han ampliado sus conocimientos de la práctica sanitaria a prestar a la Sociedad.

La andadura de la profesión comenzó el año 1857 cuando se regularon los títulos de Practicante y Matrona. Más tarde en 1915, se establece que por medio de un examen ante el tribunal de la Facultad de Medicina se pueda obtener el título de enfermera. No es hasta 1952 cuando se unifican los estudios existentes hasta aquel momento, pasando a denominarse Ayudante Técnico Sanitario (ATS). Finalmente, debido a la proliferación de escuelas de ATS y el desarrollo hospitalario acaecido tras esos años, el 22 de agosto de 1977 se produce la incorporación de la Enfermería a la Universidad, a través de un Real Decreto.

En general, las primeras promociones de Diplomados en Enfermería, tuvieron que realizar durante su periodo formativo numerosos actos de protesta. Gracias a estas movilizaciones, se consiguió abrir un camino por el que la profesión ha ido evolucionando en estos últimos 25 años.

Sin embargo, a pesar de que el balance como diplomados universitarios es altamente positivo, también es muy cierto que el horizonte se ha quedado pequeño para los profesionales de Enfermería. El papel social y profesional que ha ido adquiriendo a lo largo de todo este tiempo es tan destacado que no se concibe la Sanidad con enfermeras/os que se dediquen únicamente a la labor asistencial. Su rol, se ha ampliado, abarcando la actividad preventiva, la promotora de la salud y la educativa, entre otras.

Desde SATSE, llevamos años denunciando que desde las esferas políticas del Estado Español, se está poniendo freno al desarrollo de la profesión de Enfermería. Es decir, se niega a la profesión la implantación del segundo y tercer ciclos (licenciatura y doctorado respectivamente) que nos equipararía al resto de la Unión Europea. Del mismo modo nuestra Organización Sindical sigue luchando para que se desarrollen definitivamente todas las especialidades que se marcaron en el Real Decreto 992/1987, de 3 de julio, a través del cual se creaban siete especialidades de Enfermería. Es lamentable que quince años después tan sólo se hayan desarrollado dos: la de Enfermería Obstétrico-Ginecológica, en 1992, y la de Salud Mental, en 1998.

Por último, no podemos olvidar que llevamos más de dos años exigiendo a Osakidetza que ponga en marcha los mecanismos necesarios para que la Enfermería sea valorada y obtenga el Reconocimiento Profesional que se merece. Para ello, entendemos como precisa la valoración de puestos funcionales necesaria para la consecución de un Complemento Específico Justo. Esta valoración se debe realizar en relación a la especial responsabilidad, dedicación, dificultad técnica, penosidad y peligrosidad de los puestos de trabajo de Enfermería. Osakidetza nos niega este reconocimiento y nos ha llevado a la Enfermería Vasca al conflicto permanente.

25 años después de haber accedido a la Universidad, 6500 profesionales de Enfermería, seguimos luchando con fuerza y con ilusión por el avance y reconocimiento de nuestra profesión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de enero de 2003