Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chaves cree que Arenas envía la señal de que no habrá acuerdo sobre financiación al desligarla del empleo

El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, dijo ayer que cuando el ministro de Administraciones Públicas, Javier Arenas, habla de "desligar" la financiación autonómica del traspaso de las políticas activas de empleo, "envía la señal de que no va a haber acuerdo" respecto a la deuda del Gobierno por la liquidación presupuestaria del anterior modelo de financiación. Tras reunirse con el candidato socialista a la comunidad de Madrid, Rafael Simancas, Chaves rechazó en conferencia de prensa la posibilidad de cerrar acuerdos parciales y reclamó uno global, tal y como pide en la carta que remitió el pasado martes a Arenas.

Pese a señalar que no hay que "perder la esperanza", confesó el "mínimo grado de confianza" que tiene en estos momentos sobre el interés del Gobierno de llegar a acuerdos, habida cuenta de la estrategia de "dar marcha atrás de planteamientos ya acordados y de marear la perdiz".

En relación con el anuncio de Arenas de que las políticas activas llegarán a Andalucía en mayo o abril, "con o sin consenso", Chaves indicó que los sucesivos ministros de Trabajo [Javier Arenas, Manuel Pimentel y Juan Carlos Aparicio] han ido comprometiéndose en fechas determinadas, sin que eso se haya producido.

El socialista confió en que esa transferencia se produzca en las "mismas condiciones" que se ha hecho a otras comunidades autónomas e insistió en que actualmente no hay "ninguna razón técnica o financiera que explique el retraso". A juicio de Chaves, resulta "poco serio y poco responsable" que el Gobierno dé "marcha atrás una y otra vez sobre los temas que ya habían sido acordados y sobre los cuales ya existía un compromiso". "Si el Ejecutivo central no quiere resolver el problema de la financiación, que lo diga de una vez, pero que no esté mareando la perdiz continuamente", dijo

El presidente de la Junta recordó que en las primeras reuniones que mantuvieron ambas administraciones se acordó separar el censo de la liquidación de la PIE, y que la Junta mantendría sus recursos ante el Tribunal Constitucional sobre el citado asunto, mientras que retiraría los planteados en la Audiencia Nacional respecto a la liquidación presupuestaria si había un acuerdo. En este sentido, advirtió de que la Junta sólo retiraría los recursos por el censo si se produce un acuerdo sobre esta materia.

Sin plazos

Chaves aseguró, por último, que no va a poner ningún plazo al ministro de Administraciones Públicas para que le responda a su carta, algo que debe hacer "cuando considere necesario".

La presidenta del PP, Teófila Martínez, lamentó, por su parte, que Chaves acuse al Gobierno de la nación de confrontación cuando éste "está demostrando que está haciendo todo lo posible por llegar a un acuerdo" en materia de financiación y de traspaso de políticas activas de empleo hasta el punto de que "quiere transferirlas en cualquier caso". La respuesta del PP a la petición de la Junta sobre la liquidación presupuestaria es una proposición no de ley que presentará en el Parlamento para que la Administración andaluza pague lo que adeuda a los ayuntamientos de la comunidad. "Desde el PP no podemos tolerar que se nos den lecciones por parte de quien debe mucho dinero a instituciones, empresas, y administraciones de Andalucía", recalcó ayer en Jerez el secretario general del PP, Antonio Sanz.

De otro lado, el candidato socialista a la comunidad de Madrid, Rafael Simancas, dijo ayer en que si alcanza el gobierno autonómico planteará medidas similares a las puestas en marcha por la Junta de Andalucía, como incrementar las pensiones asistenciales y no contributivas por encima de la subida que anualmente realiza el Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de enero de 2003