Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una maestra italiana, condenada a un año por humillar a sus alumnos

El Tribunal Supremo italiano ha confirmado la condena de un año de prisión impuesta a una maestra por haberse impuesto a sus pequeños alumnos con un "autoritarismo estéril" y de haberles sometido a toda clase "de vejaciones y humillaciones".

Los hechos se remontan al curso 1994-95, cuando Giuseppina C. era maestra en la escuela pública de Senise, en el sur de Italia y tenía a su cargo alumnos de 6 a 8 años. Según los magistrados del Supremo, está probado que "los niños eran obligados a permanecer en pie durante horas, a imitar a los animales, a asistir impotentes a la destrucción de los juguetes que traían de sus casas, además de ser agredidos verbalmente con expresiones injuriosas".

El tribunal deplora los efectos que puede haber tenido ese comportamiento en pequeños "obligados a sufrir toda clase de mortificaciones y a respirar un clima de auténtico terror, con efectos negativos que se pueden intuir, sobre el equilibro de su desarrollo psíquico y sobre el propio aspecto didáctico".

La maestra reclamó que se le aplicara un correctivo disciplinario por los abusos cometidos, ya que no se le había abierto ningún expediente administrativo sobre el caso, pero el tribunal rechazó esta posibilidad. No tendrá que ir a la cárcel, pero su carrera quedará sin duda marcada por esta condena.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de enero de 2003