Fiat subió ayer un 7,3% en Bolsa y acumula un alza del 20% en el año

A la espera de que los bancos acreedores de Fiat den su aprobación a la entrada del ex número uno de la Telecom Italia, Roberto Colaninno (posibilidad sobre la que los Agnelli se muestran reacios), y mientras los títulos de la firma subían el lunes en la Bolsa más del 7%, la General Motors dio su espaldarazo: "Queremos que la relación con Fiat prosiga, seguros de que llegará el momento del cambio".

Y así, la Bolsa de Milán registró un nuevo pico de los títulos Fiat, que subieron el 7,39%. La posibilidad del ingreso en la atumovilística de Roberto Colaninno hizo volar los títulos, que desde su punto más bajo en 20 años (7,64 euros por acción) ganaron en las tres últimas sesiones un 20%, para cerrar ayer a 9,27 euros por título.

La novedad de la jornada, entretanto, fue la confirmación por parte del coloso de Detroit, General Motors, poseedor del 20% de las acciones de la mayor industria italiana, su confianza en la firma de Turín: "Creemos firmemente que la marca Fiat es fuerte, como lo fue en el pasado, y volverá a serlo también en un futuro", declaró John Devine, director financiero de la GM, queafirmó que "creemos que Fiat llegará a cambiar el rumbo". Devine, refiriendose a Colaninno, había asegurado en declaraciones a un periódico estadounidense que "queremos que el asunto prosiga, puesto que somos accionistas".

Poco después, desde el Salón del Auto en Detroit, el administrador delegado de la GM, Rick Wagoner, ratificó la confianza en Fiat: "Estamos satisfechos con los resultados obtenidos por la casa de Turín, así como con los nuevos motores diesel proyectados en conjunto". Sobre la entrada de Colaninno en Fiat, Wagoner habló de una actitud de espera hasta ver los planes.

Nueva percepción

La palabra ahora pasa a los cuatro principales bancos acreedores de Fiat, (Intesa BCI, Capitalia, Unicredit, y Sanpaolo Imi), que el miércoles en Milán se reunirán con los dirigentes de la automovilística para definir la situación. En julio de 2002, un grupo de bancos concedieron un crédito por valor de 3.000 millones de dólares hasta 2005.

Son numerosas las novedades que se han producido en los últimos días y que condicionarán la marcha de la compañía. El reciente anuncio de que la empresa había mejorado su situación financiera y reducido las perdidas operativas, la posibilidad del ingreso de Colaninno y un grupo de empresarios italianos con fondos frescos por unos 4.000 millones de dólares y su plan de concentrarse en el sector auto vendiendo filiales por 4.000 millones de euros han dado un vuelco en la percepción de la compañía que se ha reflejado en el mercado de acciones.

Los pequeños inversores de la firma automovilística a través de la coordinadora de sus asociaciones hicieron saber que ven con optimismo el plan del ex manager Telecom y Olivetti, puesto que, según ellos, los Agnelli ya no son más idóneos para dirigir los destinos de la firma turinesa.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS