Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SALUD

Un sistema GPS sirve de ángel de la guarda a enfermos de Alzheimer

Tres años atrás se perdía un anciano enfermo de Alzheimer en un barrio barcelonés. Su cuerpo era hallado seis meses después en la montaña de Montjuïc, adonde había llegado deambulando y sin memoria. Otro caso similar empujaba a la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer (AFA) de Barcelona a pedir ayuda a la policía para evitar que se repitiera algo así.

El resultado del proyecto es un aparato de las dimensiones de una cajetilla de tabaco y 80 gramos de peso que permite localizar en cualquier momento a través de GPS (Global Position System) y GSM (la tecnología que usan los móviles) a un enfermo de Alzheimer que lo lleve.

Cuando pierde la memoria, la calle de su domicilio se convierte en un lugar desconocido, y si el enfermo se cruza con su hija o su mujer las tratará como a extrañas. Así describe Margarita Pellicer, de AFA, la perdida de memoria que sufren los enfermos. Unas 500.000 personas sufren de Alzheimer en España; el 95% reside en sus domicilios al cuidado de sus familiares.

MÁS INFORMACIÓN

Un miniordenador en el chaleco

"Una especie de miniordenador", de la empresa Tecnosearch, se coloca en un chaleco que viste el enfermo. El sistema transmite su posición periódicamente a un centro de seguimiento, desde donde puede determinarse la ubicación del paciente. "Si ocurre algo extraño, como que el paciente esté 15 minutos parado, por ejemplo", dice Sergio Esmandía, director técnico de Tecnosearch, "entonces salta la alarma"; también si el paciente se aleja de lo que es su entorno geográfico habitual.

"La angustia cuando se pierde a un enfermo es tremenda, son tres o cuatro días de terror hasta que se encuentra", explica el doctor Manuel Mañós, presidente de AFA Barcelona. Si se produce el extravío, los responsables del centro avisan a la policía o a los familiares, proporcionándoles la dirección donde se encuentra el enfermo. El sistema GPS determina la posición con un margen de error de cinco metros.

Desde septiembre, 25 enfermos usan el sistema en la provincia de Barcelona, a la espera de realizar la fabricación masiva para comercializarlo durante los primeros meses de 2003. La CEAFA (Confederación Española de Asociaciones de Familiares de Enfermos de Alzheimer) y diversos cuerpos policiales han colaborado en su desarrollo.

Un proyecto similar, en el que participa la empresa española Indra, se encuentra actualmente en desarrollo. Locomotion desarrolla un sistema que utiliza la tecnología GSM y GPRS de los móviles y un sistema GPS para ubicar a los enfermos. El único escollo es determinar la rentabilidad de las comunicaciones que el localizador mantiene periódicamente con el centro de seguimiento para enviar por SMS su localización.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de enero de 2003