CUENTA ATRÁS PARA LA GUERRA

La vía diplomática se agota

Estados Unidos ha mantenido un difícil equilibrio entre las pulsiones bélicas de la Casa Blanca y la diplomacia defendida por el Departamento de Estado.

Aliados como Turquía o Arabia Saudí quieren que EE UU agote todas las vías negociadoras antes de lanzar una campaña militar en la que vaya a pedir su cooperación. Es el mismo sentimiento que tienen otros aliados, en la zona y otras partes del mundo, que quieren presentar ante sus ciudadanos el argumento de que participan en una coalición internacional avalada por la ONU.

Colin Powell, el secretario de Estado, recondujo por la vía diplomática las ansias de acción de la Casa Blanca y consiguió un gran éxito el 8 de noviembre al obtener la unanimidad del Consejo de Seguridad para la resolución 1.441 sobre el modo de tratar con Irak y sus potenciales arsenales de armas de destrucción masiva. Pero ha sido muy duro respecto a las omisiones del informe iraquí. Ahora, Washington, que no quiere dilaciones, se enfrenta a la reunión del Consejo del próximo 27 de enero para escuchar el informe del jefe de los inspectores, Hans Blix.

La intervención de Blix abre un proceso diplomático que puede llevar a una segunda resolución condenatoria, que no está garantizada y que, en todo caso, retrasaría semanas o meses una operación militar. Por ello EE UU insiste en que la primera resolución le autoriza a atacar si considera que Bagdad no ha cooperado con los inspectores, punto de vista para el que trata de obtener el máximo apoyo en las cancillerías.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción