Necrológica:NECROLÓGICASPerfil
i

Licinio Rangel, obispo integrista brasileño

El obispo brasileño Licinio Rangel, líder del grupo de tradicionalistas integristas que protagonizó el único cisma en la historia de la Iglesia católica en Latinoamérica, murió la pasada semana en la ciudad de Campos. Rangel, según fuentes de la iglesia tradicionalista citadas por el diario Jornal do Brasil, murió a los 66 años en un hospital víctima de un cáncer renal. El prelado fue el sucesor del también fallecido obispo ultraconservador brasileño Antonio de Castro Mayer, quien fue excomulgado en 1998 junto con el francés Marcel Lefevbre por ordenar obispos sin la autorización del Vaticano. El grupo fue considerado durante 20 años como una escisión de la Iglesia católica, pero fue reconocido nuevamente por el Vaticano el 18 de enero pasado, cuando se produjo una reconciliación y Rangel fue nombrado titular de la Administración Apostólica São João María Vianney. En una ceremonia en Campos Rangel juró fidelidad al Papa, y el Vaticano reconoció la legitimidad de los ritos tradicionalistas seguidos por sus fieles en unas 50 iglesias. La reconciliación permitió a los tradicionalistas seguir practicando sus ritos, como celebrar misas en latín y de espalda a los fieles. Rangel fue ordenado en 1991 en la ciudad brasileña de São Fidelis en medio de amenazas de excomunión por parte del Vaticano.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 24 de diciembre de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50