Bush rehabilita a un implicado en el 'escándalo Irán-Contra'

El Gobierno de George W. Bush sigue recuperando viejas figuras de la época de Ronald Reagan. La más reciente incorporación es la de Elliott Abrams, ex vicesecretario de Estado de Asuntos Interamericanos, condenado en 1991 por mentir al Congreso durante el escándalo conocido como Irán-Contra y perdonado ese mismo año por el entonces presidente, George Bush padre. Abrams es, desde ayer, director de la Oficina de Oriente Próximo y África del Norte del Consejo de Seguridad Nacional, que dirige Condoleezza Rice. El portavoz de la Casa Blanca, Ari Fleischer, dijo que Abrams era "un diplomático sobresaliente" y que sus actividades ilegales en los años ochenta eran "un asunto del pasado, ya resuelto".

Abrams participó directamente en el Irán-Contra, el mecanismo por el que se vendían armas de forma encubierta al régimen de los ayatolás, oficialmente enemigo de EE UU, para financiar con los beneficios a la guerrilla de ultraderecha que luchaba en Nicaragua contra el Gobierno democráticamente elegido. También fue uno de los implicados en la matanza de El Mozote en El Salvador (1981), en la que miles de campesinos fueron asesinados por fuerzas entrenadas por EE UU. En su momento, Abrams negó la matanza y dijo que la prensa estadounidense publicaba "propaganda comunista".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0003, 03 de diciembre de 2002.

Lo más visto en...

Top 50