Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Batasuna quiere aprovechar el informe de Cardenal que respaldó al Parlamento vasco

Batasuna tratará de aprovechar en el Parlamento navarro el informe redactado por el fiscal general del Estado, Jesús Cardenal, que no encontró delito en la negativa a suspender el grupo parlamentario abertzale en la Cámara vasca, en tanto que los parlamentarios de UPN (rama navarra del PP)han pedido al fiscal que reconsidere su informe para no hacer "un regalo" a Batasuna.

Los parlamentarios de Batasuna en Navarra están integrados ahora en el Grupo Mixto, tras la disolución de su grupo parlamentario en cumplimiento del auto de suspensión de las actividades de la formación abertzale dictado por el juez Baltasar Garzón el pasado agosto.

El pasado viernes, el fiscal general respaldó la actuación de la Mesa del Parlamento vasco, que no suprimió el grupo de Batasuna a diferencia de lo ocurrido en el parlamento navarro. Santi Kiroga, parlamentario navarro de Batasuna, aseguró tras conocer el informe de Cardenal que "habrá medidas". Aunque no precisó en qué consistirán, dijo que sería "lógica" la revocación del acuerdo.

El representante abertzale aseguró que habrá que valorar si los parlamentarios que acordaron disolver su grupo, "tienen otro tipo de responsabilidades", además de las políticas. Kiroga insinuó así la posibilidad de recurrir a los tribunales, tal y como hicieron los concejales de Batasuna en el Ayuntamiento de Pamplona, cuyo grupo también fue disuelto.

Jaime Ignacio del Burgo, diputado de UPN y presidente de la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados, pidió a Cardenal que haga una revisión del informe: "Creo que el fiscal general debería hacer una segunda lectura de su propio informe para ver si encuentra nuevos argumentos porque esto, evidentemente y sin engañar a nadie", aseguró, "ha dado alas a quienes quieren vulnerar la ley. Su informe es el mejor regalo que se puede hacer a los batasunos".

"Radical disconformidad"

"Desde luego, tengo que confesar mi radical disconformidad con el planteamiento de Cardenal que, con toda sinceridad, digo que me ha sorprendido, y me ha preocupado", añadió Del Burgo. "Los grupos políticos tienen personalidad jurídica propia, pero esos grupos parlamentarios nacen como una consecuencia evidente de la existencia del partido que se presentó a las elecciones".

El diputado navarro aseguró que un Parlamento "no puede quedar al margen del poder judicial". A su juicio, el Parlamento navarro ha actuado "correctamente" al disolver el grupo de Batasuna siguiendo las resoluciones del juez Garzón.

Cardenal argumentó en su informe que los integrantes de la Mesa del Parlamento vasco que impidieron con sus votos la disolución del grupo de Batasuna no incurrieron en delito porque el Parlamento vasco y las Juntas Generales de Vizcaya han buscado la defensa de sus competencias, y no la desobediencia al juez Garzón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de diciembre de 2002