Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El director del HSBC se niega a contar quién tenía cuentas secretas

La juez de Gescartera rechaza preguntas sobre una empresa de Rato

Jaime Galobart, director general y delegado en España del HSBC Bank, declaró ayer en calidad de imputado por el caso Gescartera ante la juez Teresa Palacios. Galobart se negó a revelar, a pesar de la insistencia del fiscal Vicente González Mota, la identidad de dos de los titulares de las 138 cuentas secretas de la entidad a los que él había recomendado que colocaran su dinero por ese procedimiento.

Galobart quedó en libertad, ya que ninguna de las acusaciones solicitó la imposición de medidas cautelares.

Previamente, a preguntas del fiscal, había reconocido que algunos clientes le habían preguntado cómo podían colocar fondos en Suiza. Según dijo, se trataba de personas "honestas y honradas" que habían ganado mucho dinero en el extranjero y él les facilitó la pista del sistema de subcuentas del HSBC Suiza. De hecho, él firmó dos de los contratos.

El fiscal le preguntó si conocía la identidad de esas personas, a lo que Galobart admitió que de dos de ellas sí, pero precisó que no tenían relación con Gescartera. El fiscal le puntualizó que eso lo tendría que valorar la juez. No obstante, Galobart se negó a facilitar la identidad de los clientes. Matizó que ambos eran residentes en España, pero no quiso revelar nada más.

Aseguró que lo único que tenía el HSBC Bank con Gescartera era un contrato como depositario, pero que en 1999 y 2000 fue disminuyendo el volumen de dinero en las cuentas y, en el momento en el que el contrato dejó de ser rentable, el banco cortó su relación con la sociedad.

Galobart derivó algunas responsabilidades hacia el HSBC Investment, que dirigía el también imputado Salvador Pastor, quien en su declaración también descargó alguna responsabilidad en Galobart.

Preguntas improcedentes

A preguntas del letrado que representa al PSOE, Leopoldo Torres, Galobart admitió que varias autoridades habían visitado la sede central del HSBC en Londres. "Creo recordar que Aznar y Montoro", dijo Galobart.

Luego ratificó el contenido de la carta que él mismo había remitido al Congreso, en la que se detalla que el HSBC no tiene constancia de haber satisfecho gasto alguno derivado de tres viajes: uno de Aznar, Ana Botella, Rodrigo Rato, Cristóbal Montoro, Miguel Ángel Rodríguez y José María Robles Fraga el 16, 17 y 18 de mayo de 1993; otro de Rato, en julio de 1995, y el tercero, de Montoro y su jefe de gabinete, en diciembre de 1996.

La magistrada declaró improcedentes, por no ajustarse al objeto del proceso de Gescartera, las preguntas formuladas por el letrado Torres sobre un crédito concedido por el HSBC a la empresa Muinmo, que pertenece a la familia del vicepresidente económico Rodrigo Rato.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de diciembre de 2002