Fiat asegura que los trabajadores de Sicilia recuperarán sus puestos en junio

La dirección de Fiat decidió ayer suavizar su plan de reducción de plantilla, garantizando que el cierre de su planta en Sicilia no será definitivo, mientras el Gobierno italiano pidió aplazar la puesta en marcha del plan para profundizar en las negociaciones.

El director general de Fiat, Alessandro Barberis, aseguró que los 1.800 empleados de la factoría de Termini Imerese (Sicilia) afectados por el plan serán readmitidos el próximo mes de junio, descartando el temor de un cierre definitivo. "No obstante, no podemos continuar produciendo automóviles que no se venden", dijo Barberis al insistir en la necesidad de llevar adelante su plan de reestructuración, que prevé la eliminación del 21% de su plantilla en Italia (8.100 trabajadores).

Más información

Por su parte, el viceprimer ministro, Gianfranco Fini, pidió a la empresa que retrase al menos por dos semanas su plan de despidos, que debía iniciarse el próximo 2 de diciembre. Fini, que estuvo acompañado por los ministros de Trabajo, Industria, Medio Ambiente y Política Comunitaria, recordó a la firma que "evalúe el coste de un conflicto social". Por su parte el subsecretario de la Presidencia, Gianni Letta, señaló la disponibilidad del Ejecutivo a conceder incentivos para la renovación del parque automovilístico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de noviembre de 2002.

Lo más visto en...

Top 50