Un "paseo" que disgusta al PP

El "paseo" convocado para hoy por la Plataforma en defensa del PER, en coincidencia con la cumbre hispano-francesa que se celebra en Málaga, no gusta nada en las filas del PP.

La pretensión de los organizadores de "acercarse" a la sede del encuentro fue contestada ayer con dureza por el alcalde malagueño, Francisco de la Torre (PP). "Unos [por el Gobierno] organizan la cumbre, nosotros colaboramos para que sea un éxito y otros, que son muchos, se dedican a tener la tentación de deslucirla", dijo De la Torre. El alcalde contrapuso el "esfuerzo" del Gobierno por favorecer a Málaga al traer el encuentro a esta capital con la intención de la plataforma de "deslucirla".

La coordinadora pretendía concentrarse frente al Palacio de la Aduana, sede de la cumbre, pero la Subdelegación del Gobierno negó esa ubicación y propuso la Plaza de la Merced. Después que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) desestimara el recurso de la plataforma y diera la razón al Gobierno, la organización cambió de estrategia: en vez de concentración convocó a unas 10.000 personas a "un paseo".

El subdelegado del Gobierno, Carlos Rubio, en declaraciones a Europa Press, fue aún más categórico: "Se trata de una manifestación ilegal. Es una tomadura de pelo a una resolución judicial. Hay muchos días al año para manifiestarse y muchas ocasiones para hacerle llegar al Gobierno una protesta legítima, antes que intentar reventar una cumbre internacional". Rubio advirtió a los convocantes de que se exponían a "consecuencias administrativas y penales". La plataforma replicó que los jornaleros vendrán a defender el futuro del campo y el de sus pueblos. Además del paseo, está prevista una huelga en el sector agrario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de noviembre de 2002.

Lo más visto en...

Top 50