Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suspendido un acto tras las protestas de un grupo feminista

"Problemas de agenda" del ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Eduardo Zaplana. A ellos se refirió una portavoz del Centro Reina Sofía del Estudio contra la Violencia para explicar la repentina suspensión ayer por la mañana del acto de creación en Valencia de una unidad de documentación y estadísticas sobre la violencia contra la mujer, previsto para primera hora de la tarde, al que estaba invitada Mónica Muñoz, representante del departamento de la ONU para el desarrollo de la mujer, Unifem. El lunes, la Red de Organizaciones contra la Violencia de Género remitió un escrito a diversas redes de asociaciones de mujeres europeas y a la propia Unifem para lograr que se desvinculara de "la legitimación" de un órgano creado "en ausencia total de representación de las mujeres españolas".

El Centro Reina Sofía negó ayer que el acto, "aplazado sin fecha", se hubiera suspendido por las protestas. En una conversación con este diario, Joan Sandler, subdirectora ejecutiva de Unifem, señaló que una miembro de este organismo tenía la intención de acudir a Valencia, pero se mostró preocupada por los problemas surgidos entre la red de asociaciones y el Centro Reina Sofía ya que combatir la violencia "requiere de los esfuerzos de todos", por lo que trasladó su "solidaridad" a las entidades feministas y su esperanza en que "lleguen a un acuerdo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de noviembre de 2002