Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Estado recaudará hasta 200 millones más por suprimir el IAE

Empresas y particulares pueden deducirse el impuesto como gasto

El Gobierno ha prometido a los ayuntamientos compensarles por la pérdida de ingresos que sufrirán a partir de 2003 tras la reforma del impuesto de actividades económicas (IAE). Pero Hacienda no explica que la supresión del IAE le va a permitir recaudar hasta 200 millones de euros más porque este impuesto es deducible, con lo que su supresión para un 92% de contribuyentes aumentará la base imponible, según los expertos fiscales consultados.

El impuesto de actividades económicas (IAE) es un impuesto municipal, que pagan 2,18 millones de personas físicas y jurídicas, entre autónomos, profesionales y pequeñas y medianas empresas. Con la reforma prevista, quedará exento de pagar el impuesto un 92% de los actuales contribuyentes, con lo que los ayuntamientos perderán en torno a un 20% de sus ingresos actuales.

Todos los fiscalistas consultados coinciden en que los ingresos del Estado se incrementarán porque la base imponible de este 92% de contribuyentes liberados aumentará. Este aumento se explica porque, en la actualidad, el IAE es un impuesto deducible, tanto en la base imponible (que no en la cuota) del impuesto de sociedades como en la base imponible del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF), siempre que el empresario no tribute por módulos.

Preguntados al respecto, varios catedráticos de Hacienda y expertos como el profesor Antoni Durán Sindreu, presidente de la Asociación Española de Asesores Fiscales, estiman este ingreso extra para el Estado en una horquilla de entre 150 y 180 millones de euros. Otros fiscalistas elevan la cifra a más de 200 millones de euros.

Quién paga qué

Las estimaciones son distintas porque sólo Hacienda dispone de los datos que serían necesarios para concretar la horquilla.

Primero, haría falta saber con exactitud cuántos, de entre los actuales contribuyentes que dejarán de pagar el IAE, pagan impuesto de sociedades. Hasta ahora, estos contribuyentes recuperaban en un 35% lo que pagaban en concepto de IAE vía gasto deducible.

Y, sobre todo, habría que saber cuántos, de entre los actuales sujetos pasivos que quedarán exentos del IAE, presentan el pago de este impuesto municipal como un gasto a deducir en la base de IRPF. A este colectivo se le aplica el tipo máximo de cada tramo. En el caso de las rentas más elevadas, un 48%, y, partir de 2003, un 45%.

Dentro de este grupo que paga IRPF, también es importante delimitar cuántos contribuyentes tributan por módulos. La distinción importa porque, si van por módulos, no hay deducción posible.

Preguntado sobre la recaudación adicional que la supresión del IAE va a suponer para las arcas del Estado, el secretario de Estado de Hacienda, Estanislao Rodríguez-Ponga, respondió hace pocos días en Barcelona que "el Estado no va a ingresar de más porque ha dicho que va a compensar a los ayuntamientos y así va a hacerlo".

Pese a que el Gobierno ha llevado adelante la Ley de Haciendas Locales suprimiendo el compromiso legal de compensar a los municipios, siempre ha dicho que habrá una compensación, principalmente mediante un crédito ampliable que se incluirá en los Presupuestos Generales del Estado de 2003.

El jueves pasado, los ministros de Hacienda, Cristóbal Montoro, y de Administraciones Públicas, Javier Arenas, se comprometieron ante la dirección de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) a "compensar plenamente" a los entes locales por la reforma del IAE. Según la presidenta de la FEMP y alcaldesa de Valencia, Rita Barberá (PP), la compensación rondará los 900 millones de euros que la propia Hacienda admite que se perderá en recaudación municipal.

Hoy, lunes, está previsto que la FEMP se reúna con Montoro para concretar el impacto de la medida, incluida en el Proyecto de Ley de Haciendas Locales, en trámite parlamentario, ayuntamiento por ayuntamiento. Uno de los puntos que inquietan a los ayuntamientos es poder atar que esta compensación sea estable y se consolide en los próximos ejercicios.

Otras compensaciones

Hacienda arguye otras compensaciones que se ofrece a los ayuntamientos de más de 100.000 habitantes (ahora parece abierta a rebajar el tope a los 50.000 habitantes): participar en los ingresos por IRPF (1,7%), IVA (1,78%) e impuestos especiales (2,04%), mientras a las diputaciones se les dejará hincar diente en un 0,99% de IVA, un 1,5% de IRPF y un 1,2% de impuestos especiales.

Según los fiscalistas consultados, la recaudación anual por IAE en toda España superará en 2002 los 1.800 millones de euros, aunque los últimos datos de recaudación líquida (lo que realmente ingresaron por IAE los entes locales) corresponden al ejercicio 1999, se cerraron en 2001 y arrojaron como cifra 1.414 millones de euros.

Al margen del ingreso extra de Hacienda por la vía del aumento de la base imponible, los expertos fiscales también subrayan que los municipios van a poder contar con un ingreso adicional estimado en 270 millones de euros, porque al 8% de contribuyentes que continúen teniendo que pagar el IAE se les van a aplicar unos coeficientes de entre 1,29% y un 1,35%.

Si se suman estos 270 millones a los 900 millones que los municipios van a continuar ingresando por el impuesto, el total de ingresos municipales se elevará a 1.170 millones de euros. La diferencia entre estos 1.170 millones y los 1.800 que ingresan ahora es de 630 millones de euros. Son los que quitan el sueño a los ayuntamientos y diputaciones. Y son 630 millones de menor gasto deducible.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de noviembre de 2002