Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Donnellan y la Royal Shakespeare Academy muestran su 'Rey Lear'

Inglés de padres irlandeses, Declan Donnellan, uno de los popes mundiales del teatro contemporáneo, se enfrenta por primera vez en su vida, tras montar en numerosas ocasiones a Shakespeare, a King Lear (Rey Lear). Lo hace con la recientemente creada Royal Shakespeare Company Academy, de la que se ha convertido en su primer director. Con ella y con este texto que define como 'la obra más grande jamás escrita' se presenta desde hoy en el Festival de Otoño de Madrid, en la Escuela Superior de Arte Dramático, donde permanecerá hasta el 16 de noviembre.

La Royal Shakespeare Company Academy ha sido creada con la intención de desarrollar un programa de formación en el teatro clásico: 'Se trata de facilitar a los intérpretes una transición desde la escuela dramática a la profesionalidad', dice Donnellan, su primer director. El estilo de compañía seguirá las mismas pautas que ha tenido la compañía Cheek by Jowl, fundada por Donnellan en 1981, junto con el escenógrafo Nick Ormerod, quien también se ha incorporado a este proyecto. Un estilo lleno de energía con el que ha recorrido medio mundo, tanto con su grupo como con el Royal National Theatre, con textos de todo tipo, pero fundamentalmente con obras clásicas, muchas de ellas de Shakespeare.

Esta nueva etapa de su vida profesional le va a permitir compatibilizar su oficio de director con el de pedagogo. Una dimensión que ha desarrollado dirigiendo talleres en numerosos países, desde Inglaterra a Finlandia o Rusia. En este último país publicó su libro El actor y el objetivo, luego editado en inglés y francés. Lo escribió en Rusia porque dice que allí se respeta profundamente la profesión de actor: 'Aquí, en Occidente, tratamos mal a los actores, incluso a patadas, sólo se respetan si son famosos. Estamos obsesionados con la fama, mientras que en Rusia cualquier persona de la calle tiene una opinión profunda sobre un actor. En cambio, aquí somos muy reaccionarios, sólo decimos si nos gusta o no, como si el intérprete fuera una chocolatina'.

La compañía hoy tiene 16 actores, todos graduados en diversas escuelas de teatro este mismo año. Uno de ellos, de 23 años y de origen nigeriano, aborda el papel de Lear. 'Lo hace tan bien que casi da miedo', dice Donnellan.

El espectáculo visitará también Girona y Palma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de noviembre de 2002