Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevo atentado suicida

Un militante de los Batallones de Jerusalén, el ejército secreto de Yihad Islámica, perpetró ayer un atentado suicida en la entrada de un centro comercial, muy cerca de una tienda de electrodomésticos, en la localidad de Kfar Saba, a 10 kilómetros al noreste de Tel Aviv, causando dos muertos y más de 30 heridos. El atentado se producía pocas horas después de que el Ejército israelí asesinara a un dirigente del extremismo islámico en Nablús, con una bomba colocada bajo el vehículo que conducía que mató también a su acompañante.

El atentado contra el centro comercial se produjo a media tarde, en la hora de mayor afluencia, cuando las tiendas se encontraban llenas de público. Uno de los guardas jurados, encargados de la vigilancia en los accesos al centro, había tratado de impedir el acceso al activista, ante la sospecha de que llevaba una carga explosiva escondida debajo de su chaqueta. Al verse descubierto, el suicida hizo estallar el artefacto provocando su muerte y la del guardián. Un viandante, que resultó herido de gravedad, fallecería poco después de su llegada al hospital.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de noviembre de 2002