Reportaje:

'Me colgaron de las manos y me golpearon los pies'

Fabián Nsué, liberado por Obiang, dice que 'España avala al régimen de Guinea Ecuatorial al marginar a la oposición'

Casi seis meses en los barracones de Black Beach en Malabo, uno de los penales más siniestros de África, según Amnistía Internacional, han dejado huella en el cuerpo de Fabián Nsué, 55 años, abogado y líder del sector de Unión Popular (UP) no controlado por el régimen: tres dedos inutilizados en cada mano y muchos kilos de menos. Casado y con cuatro hijas, apenas puede sostener un bolígrafo o un tenedor. 'Al día siguiente de la detención [29 de abril de este año] me colgaron de las manos y de las piernas con un palo atravesado a la espalda; me colocaron entre dos mesas y me golpearon en los pies', afirma en una conversación telefónica desde Malabo.

Diversas fuentes de la oposición aseguran que el jefe del equipo de torturadores es Julián Ondó Nculu, jefe de la seguridad del presidente, Teodoro Obiang Nguema.

Nsué, condenado por injurias al jefe del Estado en un e-mail remitido desde España y cuya autoría no se pudo demostrar en el juicio oral, debe los problemas a su actividad política al frente de UP y al hecho de haber sido abogado defensor de Felipe Ondó Obiang y de Guillermo Nguema Elá, cabecillas de la supuesta asonada juzgada en junio en el cine Marfil.

'Me querían vincular con ese golpe de Estado. Querían que respondiera preguntas sobre el gran asunto, como lo llamaban. Decían que al ser abogado de Ondó debía de estar al corriente de todo'. Después de ese día ya no me golpearon más, pero permanecí todo el tiempo en una celda con treinta y tantas personas sin derecho a paseo, un único retrete, un cubo de agua y un plato de arroz con chicharros al día'.

Nsué está feliz por su liberación, pero se siente muy preocupado por la suerte de los otros presos, y en especial por Plácido Micó, secretario general de la Convergencia para la Democracia Social (CPDS), socialdemócrata, condenado en junio a seis años, y al que Obiang ha decidido excluir del indulto total. 'Micó está bien físicamente', dice Nsué; 'ahora le han permitido pasear por el patio.

La suavización del estricto sistema carcelario comenzó a primeros de octubre, para mejorar el aspecto de los presos ante una visita de una delegación de la Cruz Roja a Guinea Ecuatorial.

Nsué, que anhela viajar a España para recibir tratamiento médico y recuperar sus dedos ('Me gustaría ir para curarme, pero no sé cómo lo vamos a lograr'), duda a la hora de opinar sobre la actual política exterior del Gobierno de José María Aznar. 'Soy democristiano y no puedo criticar al PP', dice, pero a continuación, añade: 'Con el PSOE, los partidos de la oposición democrática teníamos un mejor tratamiento y más apoyo. (...) El Gobierno español debería considerarnos interlocutores y llevar nuestra voz adonde ésta no llega': a la ONU y a EE UU. 'El Gobierno español margina a la oposición y de esa forma avala y fortalece al régimen', afirma.

Seguir luchando

El líder democristiano no tiene intención alguna de abandonar la política activa en su país: 'Estoy absolutamente decidido a seguir luchando. Vamos a morir por Guinea Ecuatorial. Tenemos que chapear el camino para las futuras generaciones (...). Aunque tengo señales en mi cuerpo, me encuentro psicológicamente fuerte'.

Para Nsué, la permanencia en prisión de Micó, y de otros, es ilegal: 'El decreto de indulto no recoge la excepción del delito por el que fueron condenados en junio'.

En la oposición no son optimistas sobre una pronta liberación del líder socialdemócrata. Una impresión que se repite en el Ministerio de Exteriores, pese a que su número dos, Ramón Gil-Casares, daba el domingo por seguras las excarcelaciones de Nsúe y Micó.

Gil-Casares, artífice de la política de apaciguamiento con el régimen y que presume de línea directa con Obiang Nguema, fue ninguneado por los medios de comunicación locales en su visita del 12 de octubre a Guinea. Una fuente diplomática afirma que el fiasco de Micó demuestra que ese apaciguamiento ha fracasado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 18 de octubre de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50