Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alcoy impone sanciones leves a tres empresas por los brotes de legionela

El Ayuntamiento reacciona tres años y nueve víctimas mortales después del primer caso

El Ayuntamiento de Alcoy ha iniciado tres expedientes sancionadores contra otras tantas empresas por incumplir el decreto de la legionela. A dos de ellas se las expedienta por no dar de alta sus instalaciones, y a la tercera por levantar el precinto instalado en un aparato de refrigeración que no había sido desinfectado. La Consejería de Sanidad dio ayer por concluido el cuarto brote de legionela registrado en Alcoy desde 1999. Los últimos casos, según Sanidad, son 'aislados'.

Las sanciones son las primeras que tramita el consistorio alcoyano desde que se aprobó el decreto para la prevención de la bacteria en diciembre del año 2000. La apertura y tramitación de los expedientes se dieron a conocer ayer por parte del concejal de Sanidad y Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Alcoy, Julio Fontoba, que trató de restar importancia a la eficacia de las sanciones para erradicar la bacteria. 'Decir que un Ayuntamiento a mayor número de sanciones que imponga va a tener menos casos de legionela, me parece una relación absurda y fuera de lugar', aseguró el concejal del PP. A su juicio, 'el régimen sancionador sirve para que los empresarios sigan una serie de medidas y que nadie se desmarque. El incrementar las sanciones sólo fomenta la política del miedo y es irreal e inoperante', puntualizó.

El director general de Salud Pública, Manuel Escolano, presentó el informe sobre el cuarto brote de legionelosis, una vez que éste se ha dado por zanjado. Escolano explicó que el brote produjo una agrupación de 9 casos entre el 4 y el 16 de agosto pasado, todos ellos vinculados a una fuente de exposición. El origen de este brote se localizó en el sistema de refrigeración de la empresa Tintes Monllor, 'instalación que dio positivo en los análisis'. Días antes de detectarse el germen la empresa había presentado su certificado de desinfección.

Escolano aseguró que los casos detectados con posterioridad en el Área 14 (en Cocentaina, Ibi y Muro de Alcoy) eran 'esporádicos' y no guardaban relación con los del mes de agosto. El último de estos contagios, que afectó a un vecino de Cocentaina de 35 años, propició que se descubiriera la bacteria en dos empresas de la localidad, que también habían presentado su certificado de desinfección semanas antes.

Sobre la eficacia del protocolo de actuación, tras conocerse que empresas que habían presentado sus certificados estaban infectadas, Escolano echó balones fuera: el protocolo ha permitido desarrollar un sistema de información que permite mantener 'vigiladas y localizadas' las instalaciones de riesgo. 'Lo que tenemos en la ciudad de Alcoy o en Cocentaina no lo tenemos en otras ciudades de la Comunidad, y nos permite intervenir de inmediato', aseguró. A su juicio, no existe garantía para acabar con la legionela. La bacteria ha causado en Alcoy 160 afectados, nueve de los cuales fallecieron en los últimos tres años en la comarca de L'Alcoià-Comtat.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de octubre de 2002