Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los chavistas responden a la oposición con otra gran marcha sobre Caracas

Los barrios más pobres de la capital venezolana respaldan al presidente

El presidente venezolano, Hugo Chávez, y las organizaciones políticas que le respaldan dieron respuesta a la contundente marcha que el jueves realizó la oposición, al reunir ayer una multitud equivalente. Centenares de miles de personas caminaron desde el sur hasta el centro de Caracas, atravesando varios de los sectores más pobres de la ciudad, donde la llamada revolución bolivariana sigue teniendo respaldo mayoritario.

La masiva expresión de apoyo, en la que participaron muchas personas procedentes del interior del país, surge cuando faltan tan sólo tres días para que expire el plazo dado por la oposición al presidente Chávez para que renuncie o convoque elecciones anticipadas. La Coordinadora Democrática, heterogéneo haz de fuerzas políticas y sociales opositoras, amenazó al presidente con una huelga general indefinida si no cumple con alguna de estas condiciones. El paro, que comenzaría el lunes 21, cuenta con el apoyo de la cúpula empresarial (Fedecámaras) y la principal central sindical, la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV). 'Los que tienen que renunciar son ellos', exclamó eufórico uno de los asistentes a la marcha de ayer.

La manifestación, aparte de ser una reacción a la protesta opositora y al ultimátum dado al Gobierno, sirvió para celebrar los seis meses del regreso al poder de Chávez, 47 horas después de haber sido derrocado por el golpe de Estado del 11 de abril.

'¡Esto sí es pueblo, no pura gente de Altamira y Chuao!', expresó uno de los manifestantes, en referencia a las zonas pudientes de la capital venezolana, que se han convertido en genuinos bastiones del antichavismo.

Llamada Marcha por la paz y la democracia, la acción demostró que el oficialismo tiene aceitada su maquinaria proselitista, pues se hizo evidente que los gobernadores y alcaldes prochavistas, los partidos políticos que respaldan al Gobierno y los denominados círculos bolivarianos de todo el país movilizaron miles de autobuses para alimentar la concentración. Pero también hubo expresiones espontáneas de apoyo, especialmente entre los habitantes de las barriadas de Caracas, asentadas en los cerros que acordonan la metrópoli.

A diferencia de lo ocurrido con la marcha opositora del jueves, la del Gobierno no tuvo respaldo previo de los medios de comunicación social, enfrentados a Chávez de manera encarnizada. Sólo el canal estatal Venezolana de Televisión, Radio Nacional y los medios denominados 'alternativos', llamaron a la población a participar. El rol protagónico en la convocatoria lo tuvo el propio mandatario. En horas de la tarde, la multitud se concentró en el mismo lugar que lo hizo la marcha de la oposición, la avenida de Bolívar, para escuchar el discurso de Chávez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de octubre de 2002