Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MATANZA DE TURISTAS EN INDONESIA

El Gobierno indonesio teme perder ingresos del turismo

El Gobierno de Yakarta basa sus ingresos por turismo en las entradas de viajeros que llegan a Bali, ya que en los últimos años otras zonas turísticas de Indonesia, como las islas Célebes, Lombok o Java, se han visto salpicadas por luchas separatistas o religiosas y han dejado de recibir a los turistas de antaño. Cerca de 2,06 millones de turistas visitaron Indonesia en los seis primeros meses de este año, un 1,2% menos que en el mismo periodo de 2001.

En los últimos años, la inestabilidad política, económica y social de Indonesia provocó una significativa caída del turismo; sin embargo, la isla de Bali, situada al este de Java, no dejó de recibir turistas ni durante las revueltas que acompañaron la caída del dictador Suharto, en 1998, ni durante la polémica presidencia de Abdurrahman Wahid y los conflictos separatistas.

La población de Bali, de mayoría hindú, ha sido determinante para que la isla haya desarrollado una industria turística mucho más desarrollada y efectiva que la del resto del territorio indonesio, habitado en su mayoría por musulmanes. Templos hinduistas, volcanes, terrazas de arroz, museos de arte, playas de arena blanca y mares de coral son algunos de los atractivos de la isla, que goza además de una excelente infraestructura hotelera y de un aeropuerto internacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de octubre de 2002