Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cultura da el primer paso para construir un parque arqueológico en Jaén

Comienzan las excavaciones de un antiguo poblado calcolítico

Técnicos del Centro Andaluz de Arqueología Ibérica, con sede en la Universidad de Jaén, han iniciado las excavaciones del que está considerado epicentro de un antiguo poblado calcolítico y que será donde la Consejería de Cultura construirá un parque arqueológico. La delegada de Cultura, Andrea Gómez, anunció que la Consejería va a invertir 309.000 euros para financiar el convenio firmado con la Universidad.

Se trata de la actuación arqueológica más importante en el yacimiento de Marroquíes Bajos, de una superficie de más de 100 hectáreas y donde se yuxtaponen huellas de distintas culturas, que abarcan desde el Neolítico y la Edad del Bronce hasta la dominación islámica.

La excavación se ha demorado cuatro años y su inicio no ha sido posible hasta que se han resuelto los problemas jurídicos derivados del desalojo de la industria Garca, que se hizo fuerte para abandonar la zona.

Oliva Rodríguez, arqueóloga de la Universidad jiennense, destacó ayer la 'potencialidad' de los datos que han arrojado los primeros sondeos realizados en esta manzana, de 6.500 metros cuadrados y situada en la zona norte de la capital. Además, el hecho de que la actuación no tenga carácter de urgencia por estar la manzana libre de cualquier edificación ha permitido profundizar en los estudios.

El director del Centro Andaluz de Arqueología Ibérica, Arturo Ruiz, explicó que los primeros trabajos han confirmado la existencia de un foso central y de otros elementos hidráulicos romanos. Y es que muchos investigadores definen a este espacio como 'la Venecia de hace 4.500 años' por la abundancia de canales y sistemas hidráulicos prehistóricos que han quedado al descubierto, como drenajes del siglo XVII; canales y molinos de noria islámicos; y hasta molinos, albercas y canales romanos.

La delegada de Cultura, Andrea Gómez, declaró que la Junta quiere 'que el parque arqueológico sea una clase de historia en vivo'. La delegada puso a Marroquíes Bajos como ejemplo de cómo se puede compatibilizar la planificación urbanística de una ciudad con la conservación de los vestigios del pasado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de octubre de 2002