Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El inicio de curso y los precios del textil elevaron el IPC un 0,4% en septiembre

La inflación anual es del 3,2%, tres décimas menor que la española

La economía muestra evidentes síntomas de desaceleración pero los precios, en Andalucía y en España, siguen creciendo. Los datos expuestos ayer por el Instituto Nacional de Estadística reflejan que la inflación aumentó de nuevo en septiembre: un 0,4% respecto al Índice de Precios de Consumo (IPC) del mes anterior. Los bienes del sector textil y la enseñanza, por el inicio de curso, fueron los más inflacionistas.

En los últimos meses se han amontonado las previsiones que auguran un menor crecimiento económico este año. Analistas Económicos, el equipo de expertos de Unicaja, acaba de presentar un informe en el que prevé un crecimiento del 2,7% para Andalucía en 2002, medio punto por debajo del año pasado (el crecimiento español se situará en torno al 2%). Pero, a pesar de esta desaceleración, los precios no paran de crecer, una tendencia poco habitual y opuesta a la que domina en las economías europeas.

En septiembre, según los datos del Instituto Nacional de Estadística, los precios de vestidos y calzado volvieron a mostrar un comportamiento irregular, frecuente este año ya que, por primera vez, se mide el efecto de las rebajas. Así, los precios en este sector subieron un 2,6% el mes pasado, acumulan un descenso del 7,7% desde principios de año, pero sólo registran un alza del 1,5% en los últimos doce meses.

Más significativo es el aumento en la enseñanza (un 0,9%), que refleja que el sector ha aprovechado el inicio de curso para subir precios. Comunicaciones, alimentación y menaje experimentaron también alzas apreciables (un 0,4%). Por lo demás, se registró el habitual descenso en los sectores relacionados con el turismo (ocio y cultura y hoteles, cafés y restaurantes), tras la temporada alta de julio y agosto.

Con los datos de septiembre, la inflación en los últimos doce meses en Andalucía se sitúa en el 3,2%, tres décimas menos que la media estatal. En ese periodo, los grupos más inflacionistas son bebidas alcohólicas y tabaco (6,5%), hoteles cafés y restaurantes (6,1%) y alimentos (4,5%).

En un comunicado, la Consejería de Economía, atribuyó la fuerte subida en bebidas alcohólicas y tabaco a la política fiscal de subida de impuestos especiales y tasas realizada por el Gobierno central. La Junta exigió al Ejecutivo medidas de control de los precios para evitar perjuicios a la competitividad de la economía española.

Los sindicatos se mostraron aún más críticos con el 'descontrol' de precios, al considerar que la alta inflación perjudica el poder adquisitivo de miles de trabajadores andaluces, que han pactado subidas salariales que van a resultar inferiores al IPC real.

En un comunicado, CC OO consideró que la fuerte alza de precios en el sector alimentario y la enseñanza supone 'un auténtico desastre para la sociedad andaluza'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de octubre de 2002