Reportaje:

De los genes al lenguaje

Filósofos y científicos debaten sobre la singularidad humana en el congreso internacional de ontología

¿El lenguaje humano perturba las leyes genéticas hasta el punto de poder decir que ahí se abre una nueva dimensión? Ésta es la pregunta que ha quedado en el aire, como una especie de punto y seguido para la próxima edición, tras los seis días que ha durado el quinto Congreso Internacional de Ontología. Un evento que, con el museo Chillida-Leku y Arteleku como lugares para la reflexión, ha abordado una de las cuestiones clásicas de la filosofía: la existencia o no de la singularidad humana. Y lo ha hecho de la mano de científicos y pensadores de la talla del biólogo Francisco J. Ayala, los filósofos Peter Singer y Pierre Pellegrin y Christian de Duve, premio Nobel de Medicina en 1974, entre otros ponentes.

'El problema metafísico de la singularidad humana ha sido abordado de forma seria y sistemática, en la medida en que se ha recurrido a que nos informen del estado de la cuestión aquellos que trabajan en disciplinas técnicas muy meticulosas y diversas: genetistas, psicólogos, estudiosos del comportamiento animal...', explica Víctor Gómez Pin, filósofo y coordinador del congreso, titulado Homología genética y singularidad humana.

Los llamados animalistas, entre los que se encuentra el filósofo Peter Singer, defensor de los derechos de los animales, han insistido en 'la absoluta continuidad del ser humano con respecto a otras especies', sin que, a su juicio, existan elementos que permitan hablar del hombre, genéticamente igual en un 98,5% a un chimpancé, como un ser jerárquicamente singular, según resume el coordinador del evento.

Por el contrario, y sin negar el darwinismo, profesionales como Ayala, a cuyas tesis se adhiere Gómez Pin, ha defendido que el hombre es 'un animal singular'. ¿Por qué? Pues, por ejemplo, 'por sus productos: la tecnología, el arte, la moralidad, la religión y las instituciones sociales y políticas', enumera el coordinador del congreso.

Nueva pregunta

En cualquier caso, el gran punto de debate durante el cónclave, clausurado el lunes por De Duve, ha sido el lenguaje, abordado éste como elemento que podría justificar la singularidad humana y que 'no se puede plantear hoy haciendo abstracción de la genética', señala Gómez Pin. Así, el sexto congreso, que se celebrará dentro de dos años, debatirá sobre la pregunta: ¿el material genético, cuando ha dado paso al lenguaje humano, ha perturbado de manera radical sus propias leyes?

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Las respuestas, o al menos las reflexiones, o quizá nuevas preguntas a raíz de este interrogante, verán la luz de nuevo en Chillida-Leku y Arteleku. Al menos es lo que persiguen los organizadores del congreso, que aspiran a que ambos lugares se conviertan en el escenario definitivo del evento. Allí tratarán de reunir en 2004 a personalidades como Noam Chomsky o Pinker Steven para que debaten sobre el lenguaje.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS