Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno retirará las subvenciones para servicios sociales a los ayuntamientos que no paguen su parte

Si los ayuntamientos no pagan a las empresas que prestan servicios sociales en sus respectivos municipios, no recibirán subvenciones de este tipo. Eso es lo que pretende la Consejería de Servicios Sociales, que, por boca de su secretario general técnico, Francisco Panadero, pidió ayer a los grupos de la Asamblea -IU, PSOE y PP- que apoyen la propuesta que presentará en el Parlamento regional para modificar la Ley de Acompañamiento de la Ley de Subvenciones.

El objetivo es que la ley permita retirar las subvenciones a aquellos ayuntamientos que no pagan la parte que les corresponde por servicios tales como ayuda domiciliaria, atención a personas mayores o discapacitadas o trabajadores sociales.

Panadero hacía esta propuesta al responder en la Comisión de Servicios Sociales a una pregunta de la diputada de IU Caridad García, que había denunciado que la Mancomunidad de las Vegas, que agrupa a siete localidades -Colmenar de Oreja, Chinchón, Ciempozuelos, Morata de Tajuña, San Martín de la Vega, Titulcia y Villaconejos- adeuda 17 mensualidades a la empresa que presta servicios de asistencia a domicilio.

Caridad García no perseguía precisamente que se retiraran las subvenciones. Lo que ella solicitaba era que la Comunidad buscara una solución antes de que la empresa contratada para atender estos servicios dejara de prestarlos. La diputada de IU argumentaba que los ayuntamientos no tienen fondos para hacer frente a sus obligaciones financieras.

Era una tesis similar a la que defendió su compañera de izquierdas, la socialista Carmen García Rojas, que insistió en la precariedad en la que se movían estos ayuntamientos. La parlamentaria del PSOE se mostró a favor de aprobar una ley de Administración Local que estableciera mecanismos correctores en caso de impago, de tal manera que no se pusiera en peligro la asistencia social.

El secretario general técnico de la Consejería de Servicios Sociales explicó que ese supuesto nunca se daría porque la Comunidad contaba con los medios oportunos, pero que los ayuntamientos podían pagar sin problemas su parte y que la única forma de hacerles cumplir con sus obligaciones era estableciendo mecanismos coercitivos y advirtiéndoles de que debían cumplir sus compromisos.

La Comunidad abona a los ayuntamientos el 60% de este tipo de servicios sociales y el 80% a las mancomunidades. En concreto, a la Mancomunidad de Las Vegas se le han satisfecho 581.975 euros, mientras que al total de mancomunidades le ha subvencionado este año con 30 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de octubre de 2002