Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SITUACIÓN EN EL PAÍS VASCO

Otegi responde a Ibarretxe que no aceptará un proceso que excluya a Navarra

El portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, advirtió ayer, en réplica a la propuesta soberanista de Juan José Ibarretxe, de que la izquierda abertzale no aceptará un proceso soberanista que excluya a Navarra y al País Vasco francés. 'Un proceso que no cuente con el conjunto de territorios donde hay vascos no es un proceso que vaya a ser avalado por la izquierda abertzale, ni ahora ni nunca', manifestó en una rueda de prensa celebrada en la sede de la Cámara vasca en Vitoria.

Otegi afirmó que Batasuna no apoyará 'ningún proceso de autodeterminación que no tenga como sujeto al conjunto de Euskal Herria, que no reconozca la nación vasca en su globalidad', incluida Navarra y el País Vasco francés. 'Nosotros no vamos a ir a ningún sitio sin Navarra', indicó. A su juicio, la propuesta soberanista anunciada por el lehendakari en el último pleno del Parlamento vasco es 'una salida en falso' porque 'no caben nuevos estatutos que hagan cómoda la estancia de las [provincias] vascongadas en España'. Y añadió: 'No hay camino desde la legalidad española'.

Respecto a la ronda de encuentros anunciada por Ibarretxe con todos los partidos y los agentes sociales, Otegi dijo que no ha recibido aún ninguna invitación del lehendakari. Batasuna no ha decidido si acudirá a esa llamada, aunque Otegi subrayó: 'Nunca nos hemos negado a hablar con nadie y me imagino que ésa será la tónica a seguir'. En todo caso, insistió en calificar la iniciativa de Ibarretxe de 'salida en falso' y destacó que coincide con el inminente inicio de 'un ciclo electoral', en referencia a las próximas elecciones municipales.

La Ertzaintza disolvió ayer en Rentería (Guipúzcoa) con material antidisturbios un acto de homenaje al miembro de ETA Egoitz Gurrutxaga, muerto el 24 de septiembre junto a Hodei Galarraga al estallar la carga explosiva que transportaba en Bilbao. La intervención policial se produjo pasadas las 20.00, cuando algunos de los asistentes dieron gritos de apoyo a la organización terrorista. El acto había comenzado momentos antes en el quiosco de la Alameda Gamón con la presencia de un millar de personas. A partir de la carga policial, grupos de jóvenes violentos colocaron barricadas en la N-1 y cruzaron un autobús. La Consejería de Interior indicó que era una 'concentración ilegal no comunicada', mientras que la hermana del fallecido señaló que no necesitaba autorización 'porque Egoitz era del pueblo'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de octubre de 2002