El Vaticano aprueba un milagro realizado por la Madre Teresa tras morir

Ciudad del Vaticano - 01 oct 2002 - 22:00 UTC

El Vaticano, por medio de la Congregación para la Causa de los Santos, aprobó ayer un milagro concedido por la intercesión de la Madre Teresa de Calcuta un año después de morir, con lo que se abre claramente la vía a la beatificación. El milagro es la cura inexplicable de Mónica Bersa, una mujer india de 34 años y de religión animista, que padecía un cáncer en el abdomen y a quien el 5 de septiembre de 1998 (un año justo después de fallecer la monja) se le colocó en la zona afectada una medalla de la Madre Teresa, de quien la enferma era devota.

Tras la aprobación del milagro, falta en el camino a la beatificación la lectura del decreto y la firma del papa Juan Pablo II, que, según fuentes vaticanas, se realizará en la primavera de 2003. Dichas fuentes señalan que aún es pronto para hablar del lugar donde se celebrará la beatificación, y que un eventual viaje del pontífice a la India depende de su salud.

El proceso de beatificación de la Madre Teresa, fallecida a los 87 años, se inició en 1999 por una dispensa emitida por Juan Pablo II para no esperar los cinco años que establece tras una muerte el Derecho Canónico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 01 de octubre de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50