Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CiU enmienda a la totalidad el proyecto del PP y Del Castillo califica el rechazo de 'escenificación'

Convergència i Unió (CiU) ha presentado una enmienda a la totalidad del proyecto de Ley de Calidad de la Educación del Gobierno por considerar que hace un 'abuso perverso' del artículo 149.1 de la Constitución, donde se regulan las competencias del Estado. El secretario general de la federación nacionalista catalana, Josep Antoni Duran Lleida, calificó el proyecto del PP de 'exageradamente intervencionista', anunció que CiU dará hoy a conocer un texto alternativo y amenazó con que si el Ejecutivo de José María Aznar no cambia el proyecto, 'lo recurriremos ante el Tribunal Constitucional'.

La ministra de Educación, Pilar del Castillo, que se encontraba en Barcelona, se mostró sorprendida ante la 'injustificable' enmienda anunciada por CiU, y aseguró que hasta ayer mismo desconocía la intención de los nacionalistas, con quienes, aseguró, llevaba meses 'aproximando posiciones' y con los que se había llegado a 'un acuerdo en el grueso de temas pedagógicos y competenciales tras un trabajo riguroso'. La explicación, dijo Del Castillo, hay que buscarla en 'los recientes problemas de CiU'. Para la titular de Educación, CiU pretende simplemente 'escenificar su singularidad y su distanciamiento del Gobierno del PP'.

La posición de CiU respecto a esta reforma de la educación secundaria ha sido un tanto errática. La consejera de Enseñanza de la Generalitat, Carme-Laura Gil, se pronunció públicamente en favor del proyecto antes del verano, si bien su postura ya fue entonces contradicha por Duran. Ayer, Gil acusó a la ministra de tener 'mala memoria'. 'Sabe que yo misma y la comunidad educativa catalana, desde el principio, estuvo en contra de los postulados del proyecto de Ley de Calidad', dijo.

Del Castillo acudió ayer al foro Tribuna Barcelona, donde fue presentada por el ministro de Ciencia y Tecnología y virtual candidato del PP a la Generalitat, Josep Piqué, con quien comparte, según explicó este último, 'un pasado de extrema izquierda en la primera juventud, cuando la pasión y la generosidad brotan del alma'. Piqué fue miembro del PSUC, el partido del los comunistas catalanes, y Del Castillo de Bandera Roja, una escisión del PCE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de octubre de 2002