Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
INMIGRACIÓN

10.000 inmigrantes se incorporarán a las escuelas a lo largo del curso

Educación sólo ha reservado 3.000 plazas para los chicos que lleguen con las clases empezadas

El incremento de la población inmigrante en la región se palpará de nuevo este año en las aulas. La Consejería de Educación prevé que, a finales del presente curso, en junio de 2003, los alumnos extranjeros alcancen la cifra de 67.000, tras la incorporación (prevista a lo largo del curso) de unos 10.000 alumnos. Si estas previsiones se cumplen, el porcentaje del alumnado de entre 3 y 16 años que procederá del extranjero será del 7%, mientras que a comienzos del curso pasado ese porcentaje era sólo del 5%. Hoy comienzan sus clases los estudiantes de ESO, bachillerato y FP.

Pese a que para los alumnos de ESO, bachillerato y formación profesional las clases no comenzaban hasta hoy, un buen número de alumnos de esos niveles se concentraba a primeras horas de ayer ante el Instituto Cervantes, en Lavapiés, en busca de información sobre el nuevo curso. Junto a los muchos españoles esperaba también a las puertas de este instituto, situado en un barrio en el que casi uno de cada cuatro habitantes no es español, un grupo de estudiantes extranjeros: colombianos, ecuatorianos y dominicanos en su mayoría. 'Y cada año son más', puntualizó uno de los estudiantes españoles.

El fenómeno de la llegada de inmigrantes a las aulas madrileñas es cada año más visible. De los 16.192 nuevos alumnos que este año cursarán estudios en la Comunidad, el 60% son extranjeros, según los datos de la Consejería de Educación. Y a ellos se sumarán a lo largo del curso 'unos 10.000 más', según el viceconsejero de Educación, Juan González Blasco. Si las previsiones se cumplen, los alumnos extranjeros en las aulas rondarán los 67.000 a finales del presente curso. Esta cifra supone que el 7% de los 386.645 alumnos madrileños de entre 3 y 16 años será extranjero, cuando a comienzos del curso pasado, en septiembre de 2001, sólo representaban el 5%. Habrá, pues, 17.380 alumnos inmigrantes más que entonces.

La consejería realiza estas previsiones sobre el final del curso porque la mayoría del alumnado extranjero se incorporará a las aulas a lo largo de los próximos meses. Entre octubre de 2001 y junio pasado, fuera del periodo de matrícula ordinaria, la Comunidad escolarizó a 9.400 alumnos extranjeros. La mayoría de ellos llegó en octubre, noviembre y enero, y más del 40% eran ecuatorianos, seguidos a gran distancia por colombianos y rumanos. Casi siete de cada diez fueron a parar a un centro de Madrid capital: el 65%. 'No sabemos el porqué de esa concentración, pero seguramente está relacionado con las posibilidades laborales de los padres en la capital', apuntó González Blasco.

3.000 plazas reservadas

Educación reconoce que espera a esos 10.000 estudiantes extranjeros a lo largo del año, si no con total certeza, sí con bastante seguridad. Y a pesar de ello, sólo tiene 3.000 plazas reservadas para ellos (que no se han cubierto en abril, cuando los padres piden plaza para sus hijos), y que tendrán que compartir con otros alumnos con necesidades especiales que también se escolaricen fuera del periodo ordinario. 'No sabemos si llegarán todos los previstos, pero si llegasen, ampliaríamos la ratio o se crearían nuevas aulas', puntualiza Blasco. 'Pero en Madrid capital, que es donde llega la mayoría, tenemos margen porque sólo hay 21 escolares por clase cuando el máximo es de entre 25 y 30'.

Madrid se ha convertido así, junto con Andalucía y Canarias, en la Comunidad en la que más crece el número de alumnos inmigrantes: entre 1991 y 2001, su número se multiplicó por cinco, mientras que en Cataluña, por ejemplo, sólo se duplicó.

Hoy, tanto los alumnos extranjeros como los españoles de los cursos de ESO (12 a 16 años) y bachillerato (16 a 18) se incorporarán a sus clases. También lo harán los de Formación Profesional, salvo los de primero de Formación Profesional de grado superior, que comenzarán el próximo 1 de octubre. Entre las novedades para este curso en Formación Profesional se encuentran las nuevas especialidades de diseño de interiores (tras la cual los alumnos recibirán un título equivalente a una diplomatura universitaria) y de enseñanzas de danza, con las especialidades de pedagogía, coreografía y técnicas de interpretación.

Los alumnos de ESO podrán a partir de este año optar a estudiar una segunda lengua durante los cuatro años que dura esta etapa, y en 3º y 4º curso se les ofertarán las asignaturas de cultura clásica e iniciación profesional. Los alumnos que cursen bachillerato, por su parte, podrán estudiar una nueva especialidad en la que se reforzarán las materias humanísticas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de septiembre de 2002