Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Quincena Musical cierra esta edición con "una invitación a la locura" de Rossini

El Kursaal verá la tercera versión de la ópera

La Quincena Musical de San Sebastián cerrará su 63ª edición con la puesta en escena de una de las óperas más celebradas, pero menos programadas de Rossini: Il viaggio a Reims, estrenada en España en 2000 en el Festival Mozart de A Coruña. El Kursaal acogerá las dos representaciones que abordarán mañana y el domingo la Orquesta Sinfónica de Galicia, la Coral Andra Mari y un elenco de solistas de primera fila, bajo la dirección del maestro Alberto Zedda. Esta ópera es, en su opinión, una 'invitación a la locura, la alegría, la fiesta, la fantasía y el placer'.

San Sebastián será la segunda ciudad española, tras A Coruña, donde se escenifique Il viaggio a Reims, una partitura que durante mucho tiempo se dio por perdida. 'Todo el mundo creía que esta ópera estaba desaparecida', dijo ayer Alberto Zedda, especialista en Rossini. 'Los musicólogos involucrados en su obra exploramos todas las bibliotecas importantes relacionadas con su vida, Milán, Roma, Nápoles, París, pero Il viaggio no aparecía', relató. Hasta que un día encontraron en una publicación una referencia que apuntaba hacia un centro de Roma. Allí la encontraron y confirmaron que se trataba de 'música de altísima calidad', como ya apuntaban las críticas de su estreno en París en 1825.

Zedda se empeñó en llevar la partitura, la última en italiano que compuso Rossini, a los teatros y fue el artífice de su resurrección en 1984 en el Festival de Pesaro (Italia). Después hubo una versión cómica, poco afortunada, según el maestro, y la que se representará en el Kursaal -coproducida por el Festival Mozart y la Quincena Musical- es la tercera.

La obra sitúa al espectador en el balneario francés Lirio de Oro, a mediados del siglo XIX. Madama Cortese, la propietaria del centro, y sus sirvientes se ocupan de los preparativos del viaje a Reims que sus huéspedes tienen previsto emprender esa misma tarde para asistir a la coronación del nuevo rey, Carlos X.

Éste es el punto de arranque de Il viaggio a Reims, una obra que reúne en escena a 18 solistas, entre ellos, Cinzia Forte, Ewa Podles, María José Moreno, Mariola Cantanero, Charles Workman, Rockwell Blake, Umberto Chiummo, Marina Rodríguez y Eduardo Santamaría.

El público que asista a las representaciones se encontrará con un escenario repleto de camas, unas sesenta, con las que Lorenza Godignola, directora de escena y vestuario del montaje, representa el balneario francés, 'que bien podría ser también un manicomio'. Los aristocráticos personajes, que protagonizan diversas escenas cómicas, nunca llegarán a salir del recinto.

El reparto de este montaje, que recalará en Madrid, Barcelona, Oviedo y Bilbao, es el mismo que escenificó la ópera en el Festival Mozart de A Coruña, con una salvedad: la coral Andra Mari.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de septiembre de 2002