Detenida en Holanda la novia del presunto asesino de Fortuyn

Petra Lievense, la novia de Volkert van der Graaf, presunto asesino del líder ultraderechista holandés Pim Fortuyn, ha sido detenida por la policía por haber guardado en su domicilio 'todo lo necesario para fabricar bombas y estar lista para usarlas'. Si bien los agentes no la relacionan por ahora con el crimen, ayer permanecía incomunicada en espera de que diera una explicación sobre los productos químicos que escondía. Según sus abogados, la detención es una excusa para forzar a Van der Graaf a declarar. En huelga de hambre desde hace dos meses, éste se niega a hablar sobre la muerte de Fortuyn y exige que dejen de vigilarle en su celda con cámaras de vídeo. Sus guardianes sostienen que es la única forma de evitar un suicidio.

La detenida, que tiene una hija de nueve meses, abandonó el pasado 6 de junio, día del asesinato, el domicilio que compartía con su novio. Instalada en otra casa, sólo acudía a la antigua de forma esporádica para recoger algunas pertenencias. Detenida en su trabajo sin previo aviso, sus representantes legales calificaron ayer de 'desproporcionado e innecesario' el acto policial. Tiroteado en un aparcamiento, Fortuyn se había convertido en pocos meses en la figura política más controvertida de Holanda. Su partido, la Lista Pim Fortuyn, forma parte ahora del Gobierno de centroderecha, pero está sumido en una crisis grave interna desde la desaparición del líder.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS