Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gallardón pide otro Pirulí y Retevisión aclara que no hubiera servido de nada

La compañía recuerda que las antenas deben orientarse hacia el emisor

El presidente del Gobierno regional, Alberto Ruiz- Gallardón, reclamó ayer para Madrid una segunda torre de comunicaciones y sugirió como emplazamiento la zona norte, para evitar otro apagón televisivo como el del miércoles. Pero Retevisión, propietaria de Torrespaña, se apresuró a aclarar que una segunda torre de emisión no habría servido de nada, salvo que los usuarios hubieran subido a tejados y azoteas a reorientar a ojo sus antenas

Ruiz-Gallardón declaró que 'Madrid necesita una segunda torre de comunicaciones' porque 'las consecuencias del incendio en Torrespaña no pueden ser calificadas de menores'. Un cortocircuito y un pequeño incendio en la instalación eléctrica de la torre provocaron el miércoles un apagón televisivo de tres horas.

El accidente, añadió, demuestra que la capital sufre una 'carencia importante, al estar todos los repetidores concentrados en un mismo punto'. La segunda torre de comunicaciones tendría carácter 'redundante', es decir, entraría en funcionamiento de forma automática en caso de que la primera dejase de funcionar.

El presidente de la Comunidad de Madrid, que optará en las elecciones de mayo próximo a la alcaldía de la capital, afirmó que existen estudios previos que sugieren la zona norte de la ciudad como ubicación más apropiada.

Portavoces de Retevisión manifestaron su sorpresa por esta propuesta y explicaron que las señales de televisión deben concentrarse en un único punto, hacia el que hay que orientar las antenas. Una segunda torre no hubiera evitado el miércoles el apagón televisivo. Esa es la razón de que ninguna gran ciudad disponga de dos torres de comunicación.

Retevisión subrayó ayer, asimismo, que todos los sistemas de Torrespaña, tanto de emisión como de alimentación eléctrica, están duplicados para garantizar la continuidad del servicio en caso de avería. El apagón del miércoles se debió a que hubo que cortar la corriente del sistema afectado y evacuar la planta para que los bomberos pudieran combatir el fuego.

'Desde que los bomberos autorizaron el regreso del personal técnico a las instalaciones hasta que se restableció el servicio normal apenas pasó media hora', aseguró un portavoz de la compañía.

El mercado de la difusión de señales de televisión está liberalizado desde abril de 2000, aunque Retevisión retiene la parte del león. Controla el 72% de este mercado por ingresos. El resto se lo reparten Telefónica Servicios Audiovisuales (16,2%), Difusió Digital (5,4%), Red de Banda Ancha de Andalucía (4,7%) y otros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de agosto de 2002