Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Retevisión heredó en 1989 de RTVE el monopolio de difusión de la señal

Retevisión nació en 1989 como un ente encargado de distribuir las señales de televisión y radio en España y hacerla llegar a unos 12 millones de hogares. De este modo, heredaba el monopolio de Televisión Española (TVE), encargada hasta entonces de hacer llegar a los receptores las señales de radio y televisión.

En 1993, el Gobierno adjudicó los nuevos canales de televisión privados por satélite. El servicio portador de estas emisiones lo presta Retevisión. El Parlamento aprobó en 1996 un real decreto ley que otorga a esta compañía la licencia para prestar servicios de telefonía básica.

De este modo, se convirtió en el segundo operador integral de redes y servicios de telecomunicaciones, en competencia con Telefónica. Un año más tarde, el Gobierno privatizó el 70% de la empresa, que se adjudicó a una unión de empresas constituida por Telecom Italia, cajas de ahorros y filiales de las eléctricas Endesa y Unión Fenosa.

La empresa cuenta con una red digital de radioenlaces de más de 9.600 kilómetros y una red analógica de unos 7.500 kilómetros. Además, dispone de unos 8.900 kilómetros de cable de fibra óptica con los que también difunde señal por todo el territorio nacional.

Retevisión ofrece principalmente dos tipos de servicios. La llamada red de transmisión se encarga de llevar la señal de televisión y radio a los propios distribuidores de Retevisión. Para ello utiliza la fibra óptica o los radioenlaces digitales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de agosto de 2002