Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bilbao Ría 2000 logra un principio de acuerdo para ampliar la torre foral

El pacto con una inmobiliaria es el único obstáculo pendiente

Todas las instituciones representadas en Bilbao Ría 2000, la sociedad de revitalización urbanística, han alcanzado un principio de acuerdo para cambiar el proyecto de Abandoibarra con el fin de ampliar la torre que albergaría la sede de la Diputación. La intención es concretarlo en septiembre para superar el único escollo pendiente: el acuerdo con una inmobiliaria que tiene derechos urbanísticos en este área.

La polémica sobre el plan urbanístico de Abandoibarra, la principal operación de revitalización en marcha en Bilbao, se remonta al pasado año cuando la Diputación de Vizcaya -que tiene reservada una zona para albergar una torre de 34 plantas que unificaría en una sola sede sus desperdigados edificios- vio que necesitaba ampliar la superficie prevista. Esta intención chocaba con dos obstáculos: obligaría al cambio del plan aprobado en 1999 tras fuertes controversias y afectaba a la inmobiliaria Vallehermoso, que iba a recibir dos edificios de oficinas al lado de la torre que se suprimirían con la ampliación. Esta empresa tiene derechos urbanísticos sobre 20.000 metros cuadrados en Abandoibarra y ya ha llevado el asunto a los tribunales.

Por todo ello, la ampliación de la torre foral fue vista con recelo por las instituciones representadas en Bilbao Ría 2000, donde coexisten el Gobierno central, vasco, la Diputación y los ayuntamientos de Bilbao y Barakaldo. En los últimos meses, la situación se ha reconducido entre los socios de la entidad. 'Las diferencias se van engrasando. Hay intención de poner de acuerdo a todo el mundo y todos están por la labor de llegar al acuerdo', según señala un portavoz de Bilbao Ría 2000.

'Cambio puntual'

Pese a que el diputado general vizcaíno, Josu Bergara, apuntó que la Diputación se podría replantear su ubicación en Abandoibarra, hoy día existe un consenso en encajar la torre ampliada, lo que obligaría a modificar el plan de la zona. 'Sería un cambio puntual, como antes se hizo para ganar más zonas verdes', señala la misma fuente. La Diputación estaría dispuesta a elevar la entidad que pretendía pagar por el suelo de la torre: barajaba 420 euros por metro cuadrado, un precio entre siete y catorce veces por debajo de la habitual en Abandoibarra. Y Bilbao Ría 2000 aceptaría una merma en sus ingresos, que proceden de la la venta de los terrenos de las zonas que revitaliza.

El problema es el resarcimiento de Vallehermoso, que debería recibir otros edificios en Abandoibarra que iban a venderse para financiar a Bilbao Ria 2000. Ha habido contactos de la sociedad con la inmobiliaria pero sin éxito.

Los responsables de Bilbao Ría 2000 se han marcado concretar una propuesta para finales de septiembre, cuando se celebre el próximo Consejo de Administración, que luego se plantearía oficialmente a la inmobiliaria. El asunto se ha complicado al estar en vía judicial: Vallehermoso interpuso el pasado año una denuncia contra Bilbao Ría 2000, en la que pide 108 millones de euros por el retraso en la cesión de sus derechos urbanísticos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de agosto de 2002