Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP fuerza que el Ayuntamiento donostiarra debata si rinde homenaje público a las víctimas

San Gil lleva una moción al pleno para que se convoque un acto 'a bombo y platillo'

El grupo popular del Ayuntamiento de San Sebastián anunció ayer que va a presentar una moción al pleno en la que propondrá tributar 'un homenaje público y notorio' a las víctimas del terrorismo, 'sin ningún tipo de ocultismo'. Los populares forzarán así al consistorio a pronunciarse sobre la celebración de un acto público en apoyo de quienes sufren el azote de los violentos. De esta forma, transforman en asunto de toda la corporación su último rifirrafe con el alcalde, Odón Elorza, quien mañana mantendrá un 'encuentro íntimo' con familiares de víctimas.

La portavoz del PP en el Ayuntamiento, María San Gil, retomó ayer las críticas a Elorza por el carácter 'íntimo' y sin ninguna presencia de medios de comunicación que el primer edil ha dado a la recepción y la comida que ha convocado mañana con familiares de víctimas donostiarras de la violencia y personas relacionadas con la ciudad que han sufrido también sus consecuencias. San Gil, que recibió ayer una carta de invitación al acto en su calidad de portavoz popular, manifestó que no acudirá, porque no puede 'dar cobertura a un acto clandestino'. 'Debería ser el acto más importante de la Semana Grande, con la presencia de los medios de comunicación, para entre todos apoyar a las víctimas', enfatizó.

Elorza reitera en su carta, difundida por la edil popular, que el objetivo del encuentro 'íntimo' es 'doble'. Por un lado, 'transmitirles nuestro apoyo y cariño en estas fechas señaladas' a familiares de las víctimas. Y, por otro, 'recabar sus opiniones y sugerencias sobre acciones futuras de reconocimiento público a las víctimas del terrorismo en nuestra ciudad'. 'La discreción mantenida obedece a ese carácter de reunión de trabajo, así como al deseo expreso de algunas de las personas consultadas', precisa el escrito del alcalde.

Aún así, San Gil recalcó que 'las víctimas se merecen un acto grandioso'. Por eso, su grupo presentará una moción a la junta de portavoces y, luego, al pleno a fin de 'tributar un homenaje a bombo y platillo a las víctimas del terrorismo'. Los populares estudiarán la semana entrante las propuestas concretas de homenaje y las fechas. 'Se presentará por escrito, para debatirlo entre todos. No será un calentón del momento', apuntó la edil, criticando el acto planteado por Elorza, que se celebrará en un edificio público de la capital guipuzcoana.

En cualquier caso, y contraponiéndolo a la reunión organizada por el alcalde, al que IU-EB ha mostrado su apoyo, San Gil recalcó que el homenaje que su grupo propone pretende 'compensar' a las víctimas 'de una forma pública y notoria', pues 'no se merecen algo oculto'.

EA-PNV acogió con prudencia el anuncio de la moción popular. 'Nos pronunciarermos cuando conozcamos su contenido', apuntó el portavoz de la coalición, Enrique Arana, quien seguramente acudirá al acto de mañana. En términos similares se pronunció el segundo teniente de alcalde, el socialista Ramón Etxezarreta: 'Ya veremos como nos posicionamos, depende del contenido, pero estamos abiertos a propuestas'.

Además de anunciar la moción, San Gil arremetió contra el alcalde por sus críticas al Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite), que también ha reclamado la organización de un homenaje 'público y mucho más digno'. Elorza acusó el martes a ese grupo de 'faltar a la verdad' y 'trabajar para el PP' en una 'campaña de descalificaciones políticas' en su contra. La edil popular afirmó que 'no se puede polemizar con las víctimas y sus familiares', al tiempo que transmitió su apoyo a Covite frente a las declaraciones 'en tono resabido' de Elorza, 'con las que no representa a los donostiarras'.

'Fines electorales'

En un comunicado, el propio colectivo, integrado por 400 personas del País Vasco y Navarra, se reafirmó en sus críticas. 'Este acto ha sido mal organizado, precipitado, discriminativo y no ha contado con el consenso de las fuerzas políticas y sociales', sostuvo la agrupación, para añadir que el hecho de que Elorza anunciase el encuentro, manifestando a la vez su deseo de que fuera privado, 'lo define como una iniciativa oportunista y vacía de contenido'. De todas formas, algunas personas de la agrupación acudirán a la cita, aunque su portavoz, Cristina Cuesta, no especifícó cuántas.

La concejal de Educación y Derechos Humanos, la socialista Arritxu Marañón, acusó de 'irresponsable' a San Gil por hacer 'público' el encuentro, con el objeto, a su juicio, de 'boicotearlo'. Las declaraciones de la representante del PP se producen 'en su afán por secuestrar con fines electorales el dolor de las víctimas de la violencia y el terrorismo', añadió. También tuvo palabras de reproche para Cuesta. 'Sus críticas son absolutamente falsas e interesadas y demuestran estar en la órbita del PP'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de agosto de 2002