El alcalde admite una 'recesión suave' del turismo en Benidorm

La ocupación de agosto no superará el 90%

'El mes de agosto es peor que el del año pasado', según representantes turísticos de Benidorm. El alcalde de la ciudad, Vicente Pérez Devesa, del PP, admitió ayer una 'recesión suave' del sector en la capital de la Costa Blanca. Los hoteles esperan acabar el principal mes de las vacaciones con una ocupación que oscilará entre el 85% y el 90%, según un informe municipal. El alcalde celebró ayer una reunión con los empresarios turísticos.

Las agencias de viajes de tamaño medio y pequeño, receptoras de turismo en Benidorm, detectan un volumen de negocio inferior, que oscila entre el 10% y el 20%. Los grandes operadores turísticos, controlados por firmas alemanas, han reducido las plazas en chárter tanto para este verano como para el invierno próximo. La ocupación también se empieza a resentir para el invierno, que se acerca con unos índices inferiores a los de 2001. Estos son algunos de los datos resaltables del informe de situación del mercado turístico, elaborado por la alcaldía de Benidorm a partir de entrevistas con empresarios. El alcalde, Vicente Pérez Devesa, es, a su vez, el responsable del área de turismo.

Para afrontar estas nuevas circunstancias, el Consejo Municipal de Turismo se reunirá la primera semana de septiembre. El consejo servirá para replantear algunos de los eventos de promoción de la ciudad programados para ferias del sector. Es probable que debido a la merma del turismo internacional, el Ayuntamiento se centre en mimar a su mercado más importante en el extranjero, Gran Bretaña, así como en ganar posiciones en las autonomías del centro y norte de España.

El informe municipal hace mención a la crisis en Alemania y Gran Bretaña, que ha repercutido especialmente en la llegada de menos turistas a las islas Baleares y Canarias. Estos destinos han reaccionado con ofertas y bajadas de precios, que han restado visitantes a la Costa Blanca. Gracias a esa bajada de precios, al turista portugués, colectivo de peso en Benidorm, le resulta más barato volar a las Baleares que llegar a Benidorm en autobús, medio utilizado tradicionalmente por ese colectivo para trasladarse a esta ciudad.

La sensación de crisis en el sector se evidencia también con la publicidad que brinda, por ejemplo, una semana en Canarias por 300 euros, lo que ha dado lugar a la creación de un precio de referencia. Estos anuncios agresivos pueden desembocar en bajadas de precios en los hoteles de Benidorm, según teme el propio Consistorio.

El alcalde de la ciudad mantuvo ayer una reunión con representantes empresariales para darles a conocer las medidas de seguridad en la ciudad. Por su parte, el presidente de la Asociación de Hoteles de Zonas Turísticas (Zontur), José Díaz, dijo que existe un problema de seguridad para el turismo, aunque los visitantes siguen considerándola bien en España.

Playas con videocámaras

La vigilancia con cámaras es una de las medidas de seguridad en funcionamiento en las playas de Benidorm, según reconoció ayer el alcalde de la ciudad, Vicente Pérez Devesa. La primera autoridad municipal relató incluso el seguimiento y detención de un ladrón especializado en sustraer efectos del interior de bolsos en la playa que fue filmado y detenido por la policía. El alcalde explicó que las fuerzas policiales han actuado en relación con un millar de coches que les resultaron sospechosos desde principios de julio. También se ha identificado a unas 4.000 personas en ese tiempo. Pérez Devesa resaltó que "los servicios de protección están activados en extremo en Benidorm", donde "está desarrollada la cultura de la seguridad ciudadana".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de agosto de 2002.

Lo más visto en...

Top 50