Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fuertes subidas en las bolsas, que esperan un recorte de tipos en EE UU

La mayoría de los principales mercados de valores experimentó ayer una reacción técnica como respuesta a las severas caídas de sesiones anteriores. El Ibex 35 ganó un 3,44%, la quinta subida en importancia del ejercicio, y recuperó el nivel de los 6.000 puntos (6.168,60 puntos). La Bolsa de Madrid ganó el 2,79%, mientras el Dow Jones disfrutaba a media sesión de una subida del 4%. Los inversores apostaban por la posibilidad de una bajada de los tipos de interés en EE UU.

El resto de las principales bolsas de la eurozona obtuvo resultados aún más importantes. Francfort subió el 7,08%, París avanzó el 5,44% y Milán el 3,95%. Londres ganó el 3,22%. En la Bolsa de Madrid, los valores bancarios se anotaron fuertes subidas, con el 7,33% para el SCH y el 6,44% para el BBVA. El rápido apoyo de 1.500 millones de dólares adelantados a Uruguay y la promesa de apoyar a Brasil parecen intentar evitar que se repita la situación de Argentina.

Para los analistas, la reacción al alza de los mercados tiene una doble vertiente. Por un lado, el bajo nivel de las cotizaciones que auguraba un rebote técnico similar a los registrados en ocasiones anteriores; por otro lado, se está considerando seriamente la posibilidad de que la Reserva Federal (banco central estadounidense) rebaje los tipos de interés en su reunión de la semana próxima para tratar de devolver la confianza a los inversores.

Sin embargo, la evolución de la cotización del dólar ayer, con una nueva revalorización ante el euro, que cotizó a 0,96 dólares, parecía desmentir la posibilidad de un recorte de tipos, aunque los operadores del mercado de divisas apuntaban hacia la utilización del dólar como moneda refugio por los problemas en Latinoamérica y Oriente Próximo.

Preocupación del FMI

Pero todo indica que EE UU se enfrenta a un nuevo proceso de ralentización económica. En su último informe, el Fondo Monetario Internacional (FMI) apunta la posibilidad de revisar a la baja las previsiones de crecimiento del país y critica a Estados Unidos por realizar pronósticos demasiado 'optimistas'.

En Europa también hay problemas con la recuperación. Hermann Remsperger, economista jefe del Bundesbank (banco central alemán) señaló que la economía de aquel país registrará este año un crecimiento similar al de 2001, que se cerró con un incremento del producto interior bruto de sólo el 0,6%. Estas declaraciones se producen apenas unos días después de que España revisara a la baja en dos décimas sus expectativas de crecimiento para este año hasta dejarlas en el 2,2%. Aun así, los analistas no se plantean la posibilidad de que el Banco Central Europeo revise su política monetaria en los próximos meses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de agosto de 2002