Reportaje:SOCIOLOGÍA

Huberman: 'Los fenómenos sociales pueden estudiarse como las moléculas'

Investigador de HP en Palo Alto, este profesor de Stanford ha desarrollado programas cifrados para permitir la negociación comercial sin que las partes desvelen sus intenciones y métodos para mejorar las predicciones

Bernardo A. Huberman, profesor de Stanford, trabaja en los laboratorios de HP en Palo Alto, en California. Físico de formación, ha dedicado estos últimos años a estudiar comportamientos colectivos en la Red para definir las leyes de la web, los patrones de lo que denomina 'ecología de la información'.

En 2001 publicó un libro en el MIT titulado The laws of the web. 'Lo trabajé mucho porque los editores me prohibieron que incluyera ninguna fórmula matemática; tenía que explicar mis tesis para que las pudieran entender todos los ciudadanos'.

Es un libro polémico, en el que los argumentos están sustentados por estudios matemáticos que se citan pero no se exponen, en el que se acerca a los fenómenos sociales con la convicción de que 'pueden ser estudiados como las moléculas'. Más allá de los respetables círculos científicos, se habló, y mucho, de Huberman, cuando publicó un estudio sobre Gnutella en el que desvelaba que en estos sitios P2P, adornados con una lírica sobre el Internet cooperativo, 'únicamente el 4% aporta archivos musicales. El resto se dedica sólo a descargarlos para sí mismos'. Hace unas semanas dictó una conferencia en el Museo de la Ciencia de La Caixa en Barcelona.

Todo, a cuatro clics

'El fenómeno de la web nos permite estudiar comportamientos humanos. La gente del P2P se enfadó mucho con este estudio. Pero sólo demuestra algo que ya sabemos. La contribución al bien público no es algo que se planteen muchos ciudadanos. En un país donde los impuestos fueran voluntarios, nadie pagaría, esperarían a que otros lo hicieran'.

En el libro analiza la conducta del internauta cuando detecta congestión en la Red. La conducta más habitual y lógica es desconectar y esperar a otro momento. 'Es un acto solidario porque ayuda a descongestionarla, pero la motivación personal no es ésta, sino la impaciencia de estar conectado a una red que va lenta. Es como cuando quieres ir a la playa, ves el tráfico de la carretera y desistes de hacerlo. Con tu decisión haces hueco a otro para que vaya a la playa, pero lo que la motiva es evitar el atasco. No hay ningún altruismo en ello'.

Los modelos matemáticos desarrollados por el equipo de Huberman permiten diseñar modelos de crecimiento de la web (la media del número de páginas por sitio, por ejemplo), aunque la tecnología XML que crea páginas cuando las llama el navegante trastorna estas proyecciones. 'De todos modos, el mecanismo de la conducta es el mismo: tú miras porque tiene valor para tí y este valor se revela cuando llegas a la página'. También el esfuerzo para llegar a la página idónea es medible y presenta sus constantes -existe la teoría de que todo está a cuatro enlaces de distancia-. 'En este caso, descubrimos el fenómeno antes de medirlo en la Red'.

Negociar sin traicionarse

Otro campo de trabajo que puede tener repercusiones, un caso, en el comercio electrónico es un sistema que agiliza las negociaciones entre comprador y vendedor sin necesidad de que manifiesten, de entrada, lo que se quieren gastar o lo que quieren ganar. 'En la vida real se acude a un tercero. Por ejemplo, le digo al agente inmobiliario el presupuesto que tengo para adquirir una vivienda y él busca dentro de la oferta de este segmento. En una relación bilateral de compraventa en Internet no existe esta tercera persona y las negociaciones previas pueden alargarse si nadie quiere desvelar sus intenciones sobre el precio. En la gran política se acude a un mediador, por ejemplo el presidente de Estados Unidos. Pero para comprar un coche no llamaremos a Bush. La solución es un programa cifrado en el que el vendedor comunica su expectativa mínima de precio y el comprador la cantidad máxima que está dispuesto a pagar sin revelar los valores al otro. El programa informa a las partes si vale la pena que sigan negociando o no. Si lo que uno está dispuesto a pagar es una cifra más baja que el mínimo por el que el otro está dispuesto a vender... no es preciso que prosigan'.

En su laboratorio han realizado pruebas de predicción del futuro usando grupos de personas participando en un mercado. 'Si HP quiere predecir el futuro de una tecnología consultará a expertos, pero no a una secretaria que, sin embargo, puede tener información muy útil. Nuestro método consiste en reunir a distintas personas de una organización y diseñar mecanismos para extraer información y agregarla. En el método son básicos los incentivos. Por ejemplo, uno puede preguntar a las personas si mañana lloverá o no. Conociendo la pulsión por el riesgo de cada una de ellas, para corregir su predicción, se puede llegar a una conclusión. Pero ésta será más fiable si digo al grupo que los acertantes cobrarán 100 euros y los que hayan fallado el pronóstico pagarán 50. Las personas del grupo se esmeran más en afinar'.

'En Estados Unidos, el 90% del zumo de naranja que bebemos procede de naranjas de un condado de Florida. Por tanto, el tiempo en esta zona influye decisivamente en el precio. Pues bien, la mejor manera para conocer el tiempo que se espera durante la próxima cosecha es consultar las cotizaciones del mercado de futuros de la naranja en la zona. Quien ha arriesgado su dinero... ha procurado acertar'.

Laboratorios de empresa

Huberman habla con pasión de sus investigaciones. Desde Europa sorprende que su laboratorio esté mantenido por HP y no por una universidad. En Europa, las empresas raramente subvencionan lo que no son trabajos de tecnología aplicada, útil de manera inmediata para su línea de productos. 'El rol de la investigación en una empresa es crear opciones. Nosotros inventamos una tecnología que a veces no tiene nada que ver con lo que hace HP, pero le doy la opción de hacerlo. El ordenador personal se inventó en Xerox, pero Xerox no optó por ello. La presidenta de HP, Carly Fiorina, dice que el papel de la investigación es crear dilemas positivos. HP es una compañía que se ha reinventado varias veces y sería bueno que lo siguiese haciendo'.

Bernardo Huberman, en Barcelona.
Bernardo Huberman, en Barcelona.CONSUELO BAUTISTA

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción