COMERCIO

Barrabes.com se llena de mensajes de apoyo frente al boicoteo de EE UU

Dos revistas británicas también prohíben la publicidad española y 'Climbing' pide a Bush que haga como con el acero europeo

El boicoteo de Estados Unidos a la tienda española Barrabes.com se extiende a Inglaterra. Allí dos revistas de montañismo no han publicado la publicidad de la tienda virtual de Benasque. Son las norteamericanas Climbing y Rock and Ice, y las británicas Climber y High Mountain Sports.

Doce días después de que saltara la noticia , las autoridades españolas no habían hecho gestión oficial alguna. Ni ante Estados Unidos ni ante la Unión Europea. ¿Pasaría lo mismo si los libreros españoles boicotearan la librería norteamericana Amazon.com?

El boicoteo, que se extiende también a la negativa de los fabricantes norteamericanos a porporcionar material a Barrabes.com, ha desatado las protestas de los internautas, que se solidarizan con el David español. A la página de la tienda han llegado en una semana cientos de mensajes.

Más información
CLIMBING::
ROCK AND ICE::
CLIMBER::
PLANET FEAR::
BARRABES::
WALQA::
EDITORIAL::
KHURP::

La mayoría provienen de España, pero también los hay de Inglaterra, Taiwan y Estados Unidos. Ciberp@ís ha tenido acceso a estos mensajes. Como su fin original era la página de Barrabes.com y no la reproducción en este suplemento, se ha eliminado el nombre de los remitentes.

'He leído en EL PAÍS un artículo que habla de las barreras a la entrada que en Estados Unidos se ponen a vuestros productos', dice uno estos correos. 'Pese a no ser cliente de Barrabes.com siempre he admirado el modo en que habéis aprovechado la red para darle una dimensión global a vuestro negocio'.

El 'corralito gringo'

'Me he sentido muy indignado porque los paladines de la globalización quieran sólo lo ancho del embudo para ellos y el resto para los demás', dice otro mensaje.

'La única ayuda que puedo ofrecerte es la traducción del artículo y su envío a un foro (soc.culture.esperanto), en esperanto (...). A ver si entre todos sacamos a los americanos de su corralito'.

Un residente en aquel país: 'Llevo en Estados Unidos más de 11 años. Podría hacer llamadas para solucionar el problema. Podría ponerme en contacto con las cámaras de comercio españolas o llamar al embajador español'.

Ciberp@ís habló con la Embajada española en Washington. Un portavoz de la misma comentó que no se ha presentado ninguna reclamación oficial.

Duane Raleigh, autor del editorial contra Barrabés en la revista Climbing, justificaba la medida en el diario The Wall Street Journal con argumentos como éste:'Muchas de las tienda de montaña llevan sirviendo más de 30 años; las tiendas puntocom acaban de llegar. El Gobierno deberá tomar alguna solución como hizo con el acero'.

Tampoco el comisario europeo de la Competencia, Mario Monti, ni su departamento han tomado, por ahora, ninguna iniciativa.

Aunque los administradores europeos no se muevan, las protestas de los ciudadanos siguen.

Desde Nicaragua: 'Aunque en Nicaragua el alpinismo como deporte no exista, sí apreciamos los buenos productos. Saludos y éxito'. Desde Taiwan: 'No se deje amedrentar por los nortemaericanos'. Desde Murcia: 'Si ellos son burros, nosotros más'.

Un indio dice que a partir de ahora se fijará en si su material de montaña es Made in USA y un inglés de adopción echa más leña al fuego: 'Soy español y resido en Inglaterra. Soy amante de la caza y casi todos los complementos vienen de USA, así que me permito enviaros un consejo: para darle duro al gringo podríais abrir una sección de caza'.

Carlos Barrabés
Carlos Barrabés

Walqa organiza en Benasque un 'campus' juvenil para hacer negocios en la Red

Por la mañana, parapente. Por la tarde, diseñar planes de negocios en Internet. Así transcurre un día en la vida de los 24 jóvenes aragoneses del campamento

multiaventura-tecnológico organizado por Walqa. Siete días en Benasque (Huesca) dan para muchas cosas. 'Se trata de combinar actividades de tecnología con deportes de aventura. Los chavales habían realizado planes de negocio en Internet en sus colegios. Ahora los hacen en grupos. Además, intentamos que conozcan cómo la tecnología mejora los productos, como el material de las cuerdas de escalada o los trajes de neopreno', explica José Luis Latorre, de 28 años, coordinador de Walqa. Raquel Pueyo, de 18 años, no había volado nunca. 'Ni siquiera en avión'. Después de estar alrededor de 20 minutos colgada del parapente junto con el instructor Armand Rubiella, dice convencida que prefiere este deporte a hacer planes de negocio. En el Instituto de Barbastro (Huesca), desarrolló el proyecto de una empresa de prefabricados de hormigón. En Benasque, trabaja con su grupo en el proyecto de un videoclub. La elaboración de los planes de negocio empieza con un análisis para estudiar las debilidades, fortalezas y oportunidades de las propuestas de cada grupo. Posteriormente, definen el público objetivo al que va dirigido y elaboran un plan de inversiones y financiero. Por último, diseñan la estrategia para poner en marcha con éxito su negocio en la Red.

Una página del tiempo

A los chavales de Calamocha (Teruel) les preocupa el tiempo. En invierno, los termómetros suelen marcan las temperaturas más bajas de Aragón. No resulta extraño, pues, que su plan de negocio sea una página con abundante información meteorológica destinada a los agricultores. Otro grupo trabaja sobre un cámping virtual. Belián Martínez, de 18 años, vive en Huesca y está encantado con la experiencia. El trabajo que le ha permitido disfrutar de estas vacaciones gratuitas fue una página dirigida al público infantil. 'Mi proyecto servía para que conocieran la cultura y otras cosas de los distintos países de la Unión Europea'. Por la noche, los jóvenes se sentarán en las gradas del rocódromo para que Carlos Barrabés les explique cómo, realmente, se monta un negocio.

Una familia unida a Benasque

En 1925 llegó el primer Barrabés al valle de Benasque. Entre otras cosas, vendía zapatos. Su hijo, José, continuó con el comercio sin salir del valle. En 1988, José y Carlos Barrabés, la tercera generación, abrieron en el pueblo una tienda de material de montaña y esquí. En 1995, conocieron Internet y se atrevieron a colocar allí su tiendecita. En 1998, la tienda de Benasque (1.000 habitantes) asombraba a los medios de comunicación. Era una historia increíble. Desde un pueblo del Pirineo al que sólo se accede por una carretera que requiere buenas dosis de paciencia, la familia Barrabés vendía por Internet en más de 30 países. Carlos Barrabés, que entonces tenía 28 años, aseguraba que el 8% de sus ventas se efectuaban por la Red. A partir de ese momento comienza un nuevo periodo en la vida de Carlos Barrabés. Se le convierte en el apóstol del comercio electrónico y recorre España predicando la buena nueva: 'Somos un ejemplo de pyme de las de toda la vida. Una empresa familiar que ha optado por los nuevos sistemas electrónicos para comercializar sus productos'. Políticos, senadores y ejecutivos trajeados escuchan a un joven que viste vaquero y camisa arremangada. Bajo la atenta mirada del padre, el negocio de José y Carlos crece muy rápido. En enero de 1999 presentan la nueva tienda de Internet. Cuentan con la ayuda de Microsoft, que quiere convertir su página en una referencia mundial. Carlos viaja fuera de España para explicar que ser pequeño no es un impedimento para tener éxito en la red. En agosto de 2000, la familia Barrabés llega a un acuerdo con el Instituto Aragonés de Fomento para crear un centro de excelencia en comercio electrónico en Huesca. Piensan llamarlo Wasqa, la denominación árabe de Huesca. Más tarde, por fonética, deciden que sea Walqa. El equipo de Internet de Barrabés deja Benasque para trasladarse a Huesca y crea una consultora de proyectos de comercio electrónico y de formación. Walqa recibe inicialmente críticas de algunas empresas aragonesas de consultoría que consideran que el Gobierno aragonés había dado un trato preferente a Barrabés, críticas que menguan con el tiempo. En dos años, cientos de alumnos han pasado por sus aulas y han realizado planes de negocio en la Red de unas 30 empresas. En septiembre se inaugurará el Parque Tecnológico Walqa de Huesca. Barrabés.com también se instalará allí. El objetivo es que las empresas aragonesas aprovechen su experiencia y la importancia de su marca. Arturo Barrabés, el hermano más joven, se ha incorporado al negocio para dirigir Walqa. Desde su llegada se han abierto nuevas líneas de actividad. La editorial Barrabés ha publicado más de 20 títulos y mantiene Cuadernos Técnicos, revista de montaña que se distribuye gratuitamente. En el pueblo han abierto Khurp, una tienda de ropa de fin de semana. Pronto saltará a Internet. Este año Barrabés facturará ocho millones de euros, en torno a la mitad a través de Internet, casi la cuarta parte procedente de EE UU. La empresa sigue siendo un negocio familiar que emplea a 45 personas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS