Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El irresistible ascenso del joven que ganó para Aznar el feudo de Suárez

El 3 julio, coincidiendo con el 44 cumpleaños de su ministro, Aznar elogió públicamente a Ángel Acebes y bromeó con el número cuatro, alimentando las especulaciones de quienes le consideran el cuarto en la carrera sucesoria: tras Rato, Rajoy y Mayor Oreja. Lo cierto es que su juventud y su imagen centrista y dialogante convierten a este abogado, casado y con dos hijos, en uno de los políticos con más futuro del PP y nadie discute que goza de la total confianza de Aznar. No en vano ambos proceden de Castilla y León. Y ambos tuvieron el mismo padrino político: Feliciano Blázquez. Acebes ganó para Aznar su provincia natal, Ávila, un feudo de Suárez que durante años se resistió al PP. Alcalde de Ávila entre 1991 y 1995, saltó a la política nacional en el último año del PP en la oposición, como su portavoz en el Senado. Tras la victoria electoral, Aznar le encomendó una tarea tan gris como delicada: controlar el partido tras el trasvase en bloque de sus pesos pesados al Gobierno. Él mismo llegó al Consejo de Ministros en 1999, como titular de Administraciones Públicas y, tras las elecciones de 2000, pasó a Justicia. Interior es su tercer ministerio. Teniendo en cuenta que su antecesor en el puesto era vicepresidente, se trata de un ascenso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de julio de 2002