Editorial:
Editorial
Es responsabilidad del director, y expresa la opinión del diario sobre asuntos de actualidad nacional o internacional

Respuesta, no carpetazo

La mujer de Valencia que había solicitado autorización judicial para extraer semen de su marido en coma tendrá que esperar. El juez ha optado por la decisión más cómoda para él y más incómoda para la demandante: lavarse las manos y archivar el caso. El asunto requería una respuesta jurídica razonada, por más difícil que fuera, y no un carpetazo.

Es evidente que la solicitud plantea polémicas colisiones de derechos y deberes que merecen un análisis judicial cuidadoso. El asunto se ha complicado además por los posibles intereses económicos en liza: los padres del enfermo y su primera mujer mantienen que la autorización afectaría a los derechos de herencia de la hija del primer matrimonio sobre una indemnizacion de 601.012 euros percibida tras el accidente de moto que le dejó en estado de coma.

Dejando a un lado cuestiones económicas, se han dado sólidos argumentos a favor del permiso judicial, dada la normalidad de tener un hijo con el cónyuge, y, si éste está en coma, valerse de los avances de las técnicas médicas para conseguirlo. Otros han alegado, en cambio, que ese permiso podría vulnerar derechos a la intimidad, integridad corporal o autonomía de la voluntad en la decisión de engendrar o no un hijo.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

El carácter polémico, complejo y novedoso del asunto no exime al juez de su responsabilidad de resolverlo. El propio fiscal, aunque contrario a la pretensión de la demandante, se había pronunciado en este sentido. Es cierto que el expediente, inicialmente de jurisdicción voluntaria (no existen partes enfrentadas), se convirtió en contencioso al oponerse los familiares del enfermo a las pretensiones de su actual esposa. Pero el juez debió promover de oficio ese cambio y entrar en el fondo del asunto en lugar de archivarlo. Emplazar a la demandante a un nuevo y complicado procedimiento civil contra no se sabe quién es vulnerar en la práctica su derecho a la tutela judicial efectiva. Aleja hasta no se sabe cuándo la respuesta judicial razonada y diligente que requiere su caso.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS