THE NEW YORK TIMES | REVISTA DE PRENSA
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Doble perjuicio para la ONU

La campaña de la Administración de Bush para torpedear la Corte Penal Internacional amenaza con socavar también las misiones de paz de la ONU. (...) Es una actitud equivocada para un país que ha desempeñado un papel decisivo en la detención del sangriento conflicto étnico de Bosnia y que promovió un tribunal internacional contra los crímenes de guerra en Núremberg hace más de medio siglo. (...) A pesar de la retirada de EE UU, la Corte Penal Internacional acaba de abrir sus puertas. Está autorizada a enjuiciar casos de genocidio, crímenes contra la humanidad y violaciones de las reglas aceptadas internacionalmente en caso de guerra, siempre que los tribunales nacionales no lo hagan. (...) La Administración americana alega que cualquiera de sus ciudadanos (...) destacados en Bosnia podría ser acusado injustamente y procesado en La Haya, pero olvida que la Corte Internacional sólo actuaría si Washington no persiguiera los crímenes de guerra. (...) Washington ha amenazado con vetar las misiones de paz de la ONU en Bosnia si los demás países no (...) garantizan a EE UU una exención total. (...) Si Washington no consigue que se acepten sus criterios respecto a Bosnia, lanzará un desafío sobre otras misiones de paz. Esto podría destruir (...) un mecanismo que ha pacificado muchos conflictos. (...) Es bastante negativo que la Administración intente socavar la Corte Penal Internacional, (...) y también debería evitar causar daño a las misiones de paz.

Nueva York, 2 de julio

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS