Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Papa insinúa que seguirá al frente de la Iglesia pese a su delicada salud

El Papa mencionó de nuevo ayer, indirectamente, su determinación de seguir al frente de la Iglesia pese a su delicada salud, confirmando las declaraciones publicadas el sábado por el escritor católico Vittorio Messori. Dirigiéndose a los fieles concentrados ayer en la plaza de San Pedro a la hora del ángelus, Karol Wojtyla declaró que se siente reconfortado y sostenido en su ministerio de 'sucesor de Pedro', gracias a las plegarias y a la solidaridad del 'pueblo de Dios' y de 'toda la comunidad eclesiástica'. 'En los momentos de mayor dificultad y sufrimiento, esta fuerza espiritual es una ayuda válida y un íntimo consuelo', dijo el Pontífice, con voz apenas audible.

En su homilía del sábado, en la misa celebrada en la basílica de San Pedro con motivo de la festividad de San Pedro y San Pablo, Wojtyla pareció referirse indirectamente a su decisión de seguir guiando la Iglesia, de la que informaba Messori en Il Corriere della Sera. El Papa indicó, para sí y para los otros obispos reunidos, el ejemplo de los dos apóstoles que no dudaron en seguir a Cristo hasta el 'martirio'. 'Quien confía en Cristo', añadió Wojtyla, 'libre de cualquier temor, experimenta la consoladora presencia del Espíritu Santo también, y especialmente, en los momentos de prueba y de dolor'.

Messori se hizo portavoz de la decisión 'definitiva' del Pontífice de no recurrir al canon 332 del Código de Derecho Canónico aprobado por él en 1983, que admite la posibilidad de una 'renuncia del Sumo Pontífice a su oficio', en un intento de poner fin a las especulaciones sobre la dimisión de Wojtyla, que se han intensificado en los últimos meses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de julio de 2002