Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Blair y Aznar quieren que la UE adopte sus tesis contra la inmigración ilegal

La cumbre comunitaria de Sevilla se abre hoy con una agenda dominada por la lucha contra la inmigración ilegal y la reforma del Consejo de la Unión Europea. El presidente del Gobierno, José María Aznar, y el primer ministro británico, Tony Blair, quieren que las medidas de control contra la inmigración ilegal incluyan sanciones contra los países que no cooperan. El polémico punto deberá ser negociado, porque varios países se oponen a la actual propuesta. Además, los Quince analizarán diversas opciones de reforma de las instituciones comunitarias. La cumbre certificará, además, el bloqueo que sufren las negociaciones para la ampliación de la UE al Este, iniciadas hace cinco años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de junio de 2002