Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
HUELGA GENERAL CONTRA EL 'DECRETAZO'

Inactividad total en puertos y escaso tráfico en aeropuertos

El puerto de Valencia presentaba ayer el aspecto petrificado de un domingo, discrepancia con el calendario que corroboró la afluencia masiva de bañistas a la cercanas playas de El Cabanyal y la Malva-rosa. Las autovías internas del puerto ofrecían un paisaje desértico en contraste con el frenético discurrir de camiones de un jueves cualquiera. Y cientos de grúas inmóviles, con sus plumas elevadas al cielo, daban cuenta de la nula actividad de estiba. Según Juan Martínez, secretario general de Transportes de CC OO, el seguimiento de la huelga, salvo en las empresas consignatarias, con un 75%, fue casi del 100%.

Y pese a que el Gobierno limitó la incidencia de la huelga general en los puertos españoles a sólo un 16,53%, sin especificar si sólo se refería a la actividad administrativa y sin desglosar las cifras por infraestructuras, en los puertos de Alicante y en Castellón se respondió con la misma estampa a la convocatoria de los sindicatos mayoritarios.

Así, el puerto de Castellón careció de cualquier tipo de actividad, a excepción de la administrativa, durante todo el día. La huelga fue secundada por el 93% de los estibadores, según datos de la propia Autoridad Portuaria, lo que imposibilitó los trabajos de carga y descarga de buques. Tampoco se registró ninguna entrada o salida. El seguimiento masivo en el transporte de mercancía se hizo notar no sólo en el puerto, sino en toda la provincia, donde el tráfico fue similar al de un domingo. En el puerto de Alicante, el sindicato UGT cifró el seguimiento del paro en un 100%, una cifra muy alejada del 23% que da la Autoridad Portuaria.

Vuelos cancelados

La cancelación de vuelos fue la tónica general en los aeropuertos. En Manises, sólo se registraron hasta la una del mediodía 10 de los 115 vuelos programados para ayer. Según CC OO, excluyendo los servicios mínimos, pararon el 75% de los trabajadores, cifra que eleva al 90% para los de AENA y al 100% en limpieza, hostelería y otros servicios.

El aeropuerto alicantino de L'Altet sufrió ayer una jornada de caos, al sumarse los efectos del paro general con una huelga de controladores europea. Mientras los sindicatos afirmaron que la actividad se paralizó totalmente, AENA explicó que sólo se redujo en un 20%. Según la empresa apenas un 2% de los trabajadores adscritos al ente pararon ayer. Un representante sindical indicó que no hubo ningún vuelo de Iberia ni de Air Europa, al tiempo que destacó que el aeropuerto estaba 'casi vacío' y que no llegó allí ningún transporte público.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de junio de 2002