Crítica:CRÍTICAS
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

De nuevo la II Guerra Mundial

El relativo éxito internacional de la película checa Kolya (1996), ganadora del Oscar correspondiente a la producción de habla no inglesa, lleva al mismo equipo a intentar superarse a sí mismo con Un mundo azul oscuro, pero sólo a niveles comerciales. Mientras en aquélla las cada vez peores relaciones entre checos y rusos estaban contadas con una cierta gracia y originalidad a través de la curiosa amistad, en 1988, en Praga, entre un gruñón hombre checo y un niño ruso, que además hablaban idiomas diferentes, en ésta se ha intentado comercializar en exceso la amistad entre dos pilotos checos.

De nuevo producida y dirigida por Jan Sverak, escrita por su padre Zdenek Sverak, fotografiada por Vladimir Smutny y con música de Ondrej Soukup, Un mundo azul oscuro narra una historia más ambientada en la II Guerra Mundial con un exceso de efectos especiales, que además tiene varios puntos de contacto con Pearl Harbor (2001), de Michael Bay.

UN MUNDO AZUL OSCURO

Director: Jan Sverak. Intérpretes: Ondrej Vetchy, Krystof Hadek, Tara Fitzgerald. Género: bélico, República Checa, 2001. Duración: 110 minutos.

Dos pilotos checos

Hablada en su versión original en checo e inglés, narra la peripecia de dos pilotos checos que, tras la invasión alemana de Checoslovaquia, huyen al Reino Unido para combatir en la RAF, pero allí su sólida amistad se resiente cuando ambos se enamoran de la misma mujer. Típica historia bélica, su máximo atractivo radica en estar narrada a través de una larga vuelta hacia atrás desde un peculiar punto de vista.

En 1950, en plena guerra fría, en una comunista Checoslovaquia, los pilotos, junto a varios de sus antiguos compañeros, están encerrados en un campo de trabajos forzados por haber luchado en la aviación británica durante la II Guerra Mundial y recuerdan su pasado. Un hecho muy poco o nada conocido que da a Un mundo azul oscuro un considerable valor añadido.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Sin embargo, ni el director Jan Sverak ni el guionista Zdenek Sverak lo han aprovechado lo suficiente y han preferido competir con los norteamericanos en el cada vez más caro y aburrido mundo de los efectos especiales. A pesar de este error, el conjunto tiene un cierto interés por el cuidado con el que está tratado y el trabajo de los jóvenes actores checos Ondrej Vetchy y Krystof Hadek, enfrentados a la británica Tara Fitzgerald.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS