Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ICV y EUiA olvidan las rencillas y pactan listas conjuntas en el próximo ciclo electoral

El acuerdo, pendiente de ratificación en referéndum, reagrupa la izquierda radical

La comisión negociadora de ambas formaciones cerró ayer el acuerdo, que en ningún caso supondrá la reunificación orgánica de los dos sectores que compiten por el espacio de la izquierda radical en Cataluña, que mantendrán su perfil e independencia. Pero el acuerdo no es meramente electoral, sino que tiene voluntad de establecer una colaboración duradera en las instituciones -'hoy hemos puesto la semilla de la izquierda del siglo XXI', afirmó Ramón Luque (EUiA)-, a pesar de que la historia pesa como una losa sobre los firmantes del pacto, que desde 1982 -fecha de la primera ruptura del PSUC- acumulan una larga lista de encuentros y desencuentros.

En las últimas elecciones autonómicas la división de este espacio tuvo un efecto decisivo en la continuidad de Jordi Pujol como presidente de la Generalitat: ICV perdió más de la mitad de los votos y pasó de 10 a 5 diputados, mientras que los 30.000 sufragios recogidos por EUiA no le reportaron ningún escaño. Esta experiencia ha sido decisiva en la concreción del acuerdo, como dejaron entrever ayer tanto Bosch como Luque. El vicepresidente de ICV subrayó que el pacto es 'la primera aportación al cambio'. 'No queremos que se pierda ningún voto', afirmó. Luque, por su parte, destacó que la agrupación de toda la gente de la izquierda radical en listas únicas en las cuatro circunscripciones 'es la mejor contribución que se puede hacer a los compañeros socialistas'.

Los máximos dirigentes de ambas formaciones -Joan Saura, presidente de ICV, y Jordi Miralles, coordinador general de EUiA- presentarán la próxima semana los detalles del acuerdo, que será analizado ahora por las respectivas direcciones. Posteriormente, será sometido a referéndum, un proceso que concluirá el 6 de julio.

En ambas formaciones existen reticencias al acuerdo, aunque el firme compromiso de las respectivas direcciones en favor del pacto hacen difícil que pueda ser vetado. El 24% de la comisión política nacional de ICV se mostró contrario en marzo a abrir las negociaciones con EUiA, mientras que el 19% del consejo nacional de esta formación también se mostró reticente a las conversaciones.

Pese a estos porcentajes, la oposición es mayor en EUiA, donde los sectores más izquierdistas llevan semanas movilizándose en contra del pacto con ICV. Estos sectores tienen una importante presencia en el PSUC Viu -uno de los partidos que integran EUiA- y en otros grupos que se sienten atraídos por el modelo de los partidos trotskistas de Francia, que sumaron el 10% en las pasadas presidenciales.

Algunos de los principales puntos del pacto entre ICV y EUiA son los siguientes:

- Nombre. La coalición electoral se denominará Iniciativa per Catalunya Verds-Esquerra Alternativa, y en las municipales se agregará Entesa del Progrés Municipal, la plataforma de independientes vinculada a ICV.

- Listas. EUiA ocupará los puestos tercero y noveno en la lista autonómica por Barcelona, encabezada por Joan Saura. En las elecciones al Congreso, donde ICV tiene hoy un diputado, el segundo puesto será para Iniciativa y el tercero para EUiA. En las municipales, el reparto se establecerá según el resultado obtenido en 1999, aplicando la Ley de Hondt.

- Manifiesto. ICV y EUiA han suscrito una declaración política que apuesta por la 'confluencia de la izquierda transformadora en una única propuesta electoral' y hace un llamamiento a otros grupos de izquierda a sumarse a la propuesta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de junio de 2002